Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA, Cooperativas Agro-alimentarias e Infaoliva han hecho este lunes 10 un llamamiento a paralizar la provincia de Jaén concentrándose «masivamente» el próximo 24 de febrero en los 97 municipios de la provincia.

Con concentraciones en las plazas de los pueblos entre las diez y las doce horas se continuará con el calendario de movilizaciones en defensa de un precio justo para el aceite de oliva, según han explicado en un comunicado tras mantener una reunión, y se enviará una carta a todos los ayuntamientos y se mantendrán reuniones con los alcaldes para que las concentraciones sean masivas.

El objetivo de esta nueva acción es involucrar a toda la sociedad en la defensa del aceite de oliva y del olivar tradicional logrando paralizar la provincia, ya que con estos bajos precios el sector se hunde y la provincia desaparece.

De esta manera, se da continuidad al estado permanente de movilización en el que se encuentra el sector olivarero en este año 2020 y que comenzó en 2019 con la concentración en Jaén y las posteriores manifestaciones en Sevilla y Madrid.

De nuevo «la unidad de acción es fundamental para garantizar el éxito de esta nueva protesta, en la que queremos contar con ayuntamientos, cooperativas, almazaras, comercios, colegios y sociedad en general», han asegurado.

Unas concentraciones que no son la única acción programada, puesto que las organizaciones continúan estudiando nuevas actuaciones, incluso más contundentes, después de los buenos resultados obtenidos con los cortes de carreteras vividos el pasado 30 de enero.

Los cuatro cortes en las autovías de la provincia de Jaén, «han dado lugar a reuniones con el ministro de Agricultura y a que los políticos comiencen a tener en su agenda el problema de la grave e injustificada crisis de precios en origen que llevamos sufriendo desde hace dos años».