El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha participado este martes 12 en una videoconferencia con la consejera de Agricultura y Desarrollo Rural, Begoña García, y los representantes de otras organizaciones agrarias para trabajar sobre un Plan de Reconversión de Frutales.

Según las líneas avanzadas en esta reunión por el ejecutivo autonómico, dicho plan para la fruticultura nace con el objetivo de ayudar, con un presupuesto de diez millones de euros, en la reconversión de variedades de frutales que no son rentables por otras que tengan una mayor demanda en el mercado, algo que había defendido APAG Extremadura Asaja y que se está realizando ya en otras comunidades autónomas.

Para Metidieri este plan de «reconversión varietal» es «necesario y urgente», más si cabe viendo la situación que se está viendo en Extremadura en los últimos años en los que se han llegado a arrancar hasta dos mil hectáreas de este tipo de cultivos por falta de rentabilidad.

A la espera de conocer la letra pequeña de este plan, desde APAG Extremadura Asaja se considera que es necesario para «transformar, convertir y mantener la fruticultura, que genera tanta riqueza y mano de obra, lo que es fundamental para nuestra región y nuestros pueblos». Según Metidieri, «la búsqueda de soluciones y la reconversión de los frutales es algo más que necesario y no puede dilatarse en el tiempo», ha concluido.

Según los datos de la pasada campaña, las pérdidas del sector habrían alcanzado los 83 millones de € por los bajos precios, tras haber producido alrededor de las 280.000 toneladas de fruta de hueso en la región, con alrededor de 92.500 toneladas de ciruela y el resto de melocotón y nectarina principalmente.