El próximo viernes 20 de diciembre finaliza el plazo para contratar la cosecha 2020 del seguro de otoño de uva de vino, así como los módulos 1 y 2 del seguro de cultivos herbáceos extensivos para cereal de invierno, leguminosas y oleaginosas (cártamo y girasol) en secano, en todo el ámbito, excepto en Andalucía y Canarias, según ha informado Agroseguro en una nota de prensa.

En los últimos años, las condiciones climáticas de nuestro país se están caracterizando por la variabilidad e intensidad con la que se producen los diferentes eventos meteorológicos y, precisamente, entre los cultivos más afectados se encuentran los cultivos herbáceos extensivos y la uva de vinificación.

En las últimas campañas se están registrando importantes daños por sequía en cereal, destaca especialmente la de 2017, en la que, tras un otoño lluvioso, las escasas precipitaciones y las altas temperaturas de la primavera dieron como resultado una situación de sequía que elevó las indemnizaciones por este riesgo a más de 250 millones de euros. Ahora, en 2019, los daños por sequía en estos mismos cultivos ascienden a cerca de 100 millones de euros.

En el caso de la uva de vinificación, en 2017 fueron las heladas en importantes zonas productoras como Ribera del Duero o Rioja las que elevaron las indemnizaciones. En 2018 fueron reiterados los pedriscos y en 2019, de nuevo se han producido heladas en la Rioja, que junto con los daños por las tormentas en Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, suponen indemnizaciones de 37 millones de euros.

De hecho, en octubre, tras la adversa climatología que se ha registrado a lo largo del año ha elevado la previsión de siniestralidad de uva de vino a más de 40 millones de euros, de los cuales Agroseguro ya había abonado para ese mes 36,79 millones, lo que representa más del 90% estipulado.