La adversa climatología que se ha registrado a lo largo del año ha elevado la previsión de siniestralidad de uva de vino a más de 40 millones de euros, de los cuales Agroseguro ya ha abonado 36,79 millones, lo que representa más del 90% estipulado.

Los productores de Castilla-La Mancha son los más afectados, con una siniestralidad abonada que supera los 11 millones de euros por más de 36.000 hectáreas dañadas. A continuación, se sitúa La Rioja, con más de 9 millones de euros en indemnizaciones.

COMUNIDAD AUTÓNOMASINIESTRALIDAD ABONADA (Mill de €)
CASTILLA-LA MANCHA11,20
LA RIOJA9,19
COMUNIDAD VALENCIANA3,45
NAVARRA2,69
ARAGÓN2,62
PAÍS VASCO2,61
CASTILLA Y LEÓN2,03
RESTO3,02
TOTAL36,79

 

Con el objetivo de ofrecer el mejor servicio a los asegurados, Agroseguro ha trabajado para adelantar al máximo el pago de las indemnizaciones, planificando, en primer lugar, las tasaciones, y a continuación, la gestión de los siniestros.

Cabe recordar que los primeros días del mes de mayo una brusca caída de temperatura provocó daños localmente intensos por helada, fundamentalmente en amplias zonas productoras de La Rioja. Posteriormente, a lo largo del verano, han sido reiteradas las tormentas de pedrisco que han afectado al cultivo y la siniestralidad de uva de vino.

Destacan las ocurridas el día 7 de julio, que afectó sobre todo a la comarca de Utiel–Requena y el día 8 del mismo mes, que causó daños en uva de vino sobre todo en La Rioja y Navarra.

También fueron importantes los daños que provocó la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), fenómeno más conocido como “gota fría” ocurrida entre los días 26 y 28 de agosto,  y sobre todo la experimentada entre el 11 y 14 de septiembre, a su paso por Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana, donde Agroseguro estimó en 84 millones de euros por una superficie afectada que puede alcanzar las 50.000 hectáreas, pero de todos los cultivos no solo del viñedo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here