Las intensas y reiteradas tormentas de pedrisco sufridas a lo largo del mes de junio lo han convertido en el peor de la historia del sistema de seguro agrario, con indemnizaciones para producciones agrícolas por valor de 111,25 millones de euros, lo que supera en casi un 8% el valor alcanzado en junio de 2020 (con 103,12 millones) que también registró una gran actividad tormentosa. La superficie asegurada afectada se sitúa cerca de las 490.600 hectáreas, según   el comunicado de Agroseguro.

Si lo comparamos con 2019 (con 54,66 millones de euros) y con 2018 (con 56,11 millones), que también fue eminentemente tormentoso, las indemnizaciones alcanzadas en 2021 superan en más de dos veces a las de aquellos años.

Lo que convierte a junio de 2021 en excepcional es la recurrencia e intensidad con la que se ha repetido el riesgo de pedrisco, un evento concreto, de corta duración, pero que, en función de su intensidad, puede generar indemnizaciones muy elevadas del seguro agrario. En efecto, el pedrisco es el riesgo que más daños ha provocado en los diferentes cultivos durante el mes de junio, con indemnizaciones valoradas en 79,34 millones de euros (más del 71% del total del mes) y una superficie afectada superior a las 380.600 hectáreas. A continuación, se sitúan las intensas precipitaciones que habitualmente acompañan al granizo, que acumulan daños valorados en casi 24 millones de euros. Ambos riesgos suman el 93% del total de las indemnizaciones de junio.

Los cultivos herbáceos, con casi 37 millones de euros y las hortalizas, con más de 32 millones, son las producciones que más han sufrido las consecuencias de las reiteradas tormentas caídas en junio. A continuación, se sitúa la uva de vino y la fruta con alrededor de 15 millones de euros respectivamente.

Las dos Castillas, las regiones con más indemnizaciones por eventos ocurridos en junio

Por ámbito, Castilla-La Mancha, con más de 32 millones de euros y Castilla y León, con indemnizaciones que superan los 24 millones, son las comunidades autónomas más afectadas por las tormentas acompañadas de pedrisco de este período. Extremadura y Aragón, con casi 10 millones de euros cada una, la Región de Murcia con cerca de 9 millones, La Rioja, con indemnizaciones superiores a 7 millones, también registran daños considerables.