El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado una resolución para someter a información pública la propuesta de las cuotas de la extensión de norma de la interprofesional del sector cunícola (Intercun) para un periodo de tres años que finaliza el 31 de diciembre de 2023.

La resolución, que este lunes 14 recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE), prevé una recaudación a través de la extensión de norma por parte de los productores de conejos de 832.000 euros y una cantidad similar por parte de los mataderos, lo que supondría un total de 4,992 millones de euros para el periodo 2020/23.

Las líneas de actuación que Intercun quiere desarrollar con estos fondos pasan por la comunicación y promoción de la carne de conejo en el mercado interior y exterior, la mejora del conocimiento y de la imagen sectorial y el apoyo a la internacionalización, la competitividad y vertebración del sector.

La última extensión de norma fue aprobada en febrero de 2018, cuando el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba la Orden por la que se extendía a todo el sector la nueva extensión de norma de la Organización Interprofesional Cunícola, Intercun, que recogía aportaciones paritarias de 0,004 euros/kilo por conejo vivo, sacrificado o comercializado.

A pear de que no ha tenido tanta repercusión, el sector cunícola también se ha visto afectado este año por la pandemia del coronavirus y el cierre del canal Horeca y por la crisis de precios que está fectando a todos los sectores, al dennciarse que no se cubren los costes con los precios recibidos. Un problema económico añadido después de que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria haya aconsejado que se amplíen y mejoren estructuralmente las jaulas convencionales para la cría de conejos adultos, ya que en su opinión el bienestar de los animales que viven en ellas es peor que el de los alojados en otros sistemas usados en la Unión Europea.