La ministra española de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, consideró este lunes 17 «insuficiente en su ambición» e «injusta en su reparto» la última propuesta para el presupuesto de la Unión Europea 2021-2027, que plantea recortes a la Política Agrícola Común (PAC).

«Desde nuestro punto de vista es por ahora insuficiente para lograr un consenso», resumió González Laya ante la prensa a su llegada a un Consejo de ministros de Exteriores de la UE.

La propuesta europea de presupuesto que debatirán los líderes comunitarios en su cumbre del jueves próximo plantea una dotación de 1,09 billones de euros, el 1,07% de la renta nacional bruta conjunta, e introduce recortes en las partidas de cohesión y la PAC.

Elaborada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, la propuesta es solo ligeramente superior a la planteada por Finlandia a finales de 2019, durante su presidencia de la UE, que fue rechazada por los Estados miembros.

«Primero, es insuficiente en su ambición; nos parece que si queremos ser más geopolíticos también tenemos que reflejarlo en el presupuesto», indicó González Laya.

En segundo lugar, dijo que «es injusta en su reparto; pensamos que no acaba de resolver los problemas de divergencia dentro de la Unión Europea que han ocurrido desde la crisis de 2008″.

«por ahora esto no es para nosotros, en su forma actual, una base suficiente para llegar a un acuerdo pero, como siempre, España será constructiva

«Y sobre todo», continuó la ministra española, «no reconoce el papel de la agricultura como elemento de cohesión y como un elemento fundamental para la transición ecológica».

En concreto, la propuesta prevé una dotación de 329.300 millones de euros para la PAC para los próximos siete años, un 13,9 % inferior a los 382.500 millones que se destinan en el marco 2014-2020.

Dentro de la política agraria, los pagos directos a los agricultores ascienden a 256.700 millones de euros, por debajo de los 285.700 millones del presupuesto actual, mientras que las ayudas al desarrollo rural caen a los 72.500 millones de euros desde los 96.800 millones asignados entre 2014 y 2020.

Por todas esas razones, la ministra española indicó que «por ahora esto no es para nosotros, en su forma actual, una base suficiente para llegar a un acuerdo pero, como siempre, España será constructiva y buscará que lleguemos a un acuerdo lo antes posible con todos los socios europeos».