El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, recalcó este miércoles 5 ante el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que para España es “fundamental” garantizar las partidas de los fondos suficientes de cohesión y de la Política Agrícola Común (PAC) en el próximo presupuesto comunitario para 2021-2017, aunque asume que será una negociación “larga, tensa, compleja”, a la par que pide “autocrítica” a la distribución en el tema de los precios agrarios.

“Hay dos cuestiones fundamentales para España. La primera tiene que ver con los fondos de cohesión. Y la segunda tiene que ver con la PAC y, dentro de ella, el pilar primero, que es lógicamente el de los pagos directos a nuestros pequeños y medianos agricultores”, indicó Sánchez a la prensa antes de reunirse con Michel.

Michel, en cuyas manos recae el peso de la negociación de ese presupuesto europeo para los próximos siete años, ha convocado una cumbre extraordinaria para el 20 de febrero con el fin de intentar cerrar un acuerdo que se prevé complicado por, entre otras razones, la retirada del Reino Unido, lo que supone la pérdida de 10.000 millones de euros anuales.

Al mismo tiempo, la UE necesita recursos para hacer frente a nuevas necesidades como la lucha contra la emergencia climática, la digitalización y las migraciones.

Sánchez resaltó la importancia de estas negociaciones para España y también para la UE ya que, según dijo, “necesitamos unos presupuestos ambiciosos y con fondos suficientes” para acometer los objetivos de la Unión.

Sánchez vaticinó una negociación “larga, tensa, compleja” pero recalcó que España acude a ella “con una actitud constructiva”

Además, destacó otras cuestiones de interés español, como “la formación y el empleo juvenil, la formación profesional, la formación en digitalización también para la gente joven del continente europeo, y en particular también en España”.

La reunión de Michel con Sánchez se enmarca en una rueda de contactos que lleva a cabo esta semana con líderes europeos para conocer sus posiciones en la negociación del presupuesto, que debe estar acordado antes de finales de año.

También se entrevistó con el primer ministro sueco, Stefan Löfven, o el de Portugal, António Costa.

Sánchez vaticinó una negociación “larga, tensa, compleja” pero recalcó que España acude a ella “con una actitud constructiva” a la vez que “firme en cuanto a los intereses que, como Estado miembro, queremos ver reflejados en estos presupuestos”.

“Ojalá podamos llegar a un acuerdo el próximo día 20 porque eso significará que no solo habremos cumplido con todos los objetivos que nos marcamos todos los Estados miembros a nivel europeo, que es tener unos presupuestos comunitarios cuanto antes”, comentó, sino también que las peticiones trasladadas por España “se han cumplido” y “están cubiertos en este marco financiero plurianual con fondos suficientes”.

Se refirió a “una PAC fuerte, unos fondos suficientes de cohesión fuertes también para España, y todo lo que tiene que ver con la garantía juvenil pero trasladada a la formación profesional, a la digitalización, y a la creación de empleo de la gente joven de nuestro país”.

Preguntado por si cree que estas reivindicaciones de fondos agrícolas pueden calmar las protestas de los agricultores por la falta de rentabilidad, Sánchez recordó que el ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se pronunció sobre este asunto en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del martes.

las grandes distribuidoras tienen que hacer un examen, una autocrítica e introducir mucha más transparencia para defender al pequeño y mediano agricultor y ganadero

El primero de los asuntos a los que se refirió Planas, recordó Sánchez, “tiene que ver con los aranceles y la política comercial que están siguiendo algunas superpotencias y, en este caso, Estados Unidos”.

“Ahí estamos diciendo a la Comisión Europea que tiene que (hacer) valer el peso específico de un mercado único en nuestro continente”, apuntó.

En segundo lugar se refirió a la PAC y, en tercero, a la formación de precios y las movilizaciones del sector agrario, en la que “es evidente que las grandes distribuidoras tienen que hacer un examen, una autocrítica, y tenemos lógicamente que introducir mucha más transparencia para defender al pequeño y mediano agricultor y ganadero, que ahora mismo están viendo desgraciadamente cómo los precios bajan y bajan”.

“Eso es algo absolutamente inaceptable para este Gobierno”, concluyó.

La propuesta inicial de la Comisión Europea para este presupuesto plurianual, presentada en 2018, situaba los compromisos de gasto en 1,134 billones de euros o un 1,11 % de la renta nacional bruta conjunta, lo que ya representaba una disminución con respecto al 1,16 % que supuso en el periodo 2014-2020 para los Veintisiete (sin contar al Reino Unido).

La propuesta de compromiso que planteó la presidencia de turno finlandesa a finales del año pasado proponía un recorte de 48.000 millones de euros frente al plan de Bruselas, aunque esta fue descartada al no obtener el respaldo del resto de Estados miembros.

2 Comentarios

  1. Le ha faltado tiempo para pedir ayudas….Cuando mi empresa no es rentable, no recibe ayudas de nadie. El problema del campo es q hay mucha sanguijuela que hay que mantener….y con ayudas se alimentan, crecen y se reproducen.

  2. Sanchez pide peras al olmo …
    “casualidad” no apunta a sacar la ley d pago justo a producto rural
    No tiene lo que hay que tener, sigue estando con los que siempre ha estado
    lo demas es bla bla bla
    Y ls especuladores quiza, algunos, quiza, se les hablande ese corazon d piedra qe tienen, y durante algunos meses, abran el puño cn que estrangulan a ls rurales
    qe no se deberian conformar cn “esperanzas” y palabras de psoe ni pp ni cs ni vx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here