El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha adelantado este jueves que la ganadería y los cultivos agrícolas de maíz y de girasol tendrán una especial importancia en el paquete de medidas gubernamentales para hacer frente a las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Ha indicado que la mayor parte de las siembras que se detraigan de la superficie dedicada a barbecho y cultivos de interés ecológico para incrementar la productividad de materias primas que antes se importaban de Ucrania se dedicarán al cultivo de maíz y de girasol.

«Desde un punto de vista práctico la orientación de las siembras se va a dirigir al girasol y probablemente al maíz, en función de las circunstancias agronómicas de cada superficie», ha dicho Planas tras participar en la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) de la presentación del libro «La España Rural. Riesgos y oportunidades».

El ministro ha argumentado que el girasol necesita menos agua y también de menos fertilizantes, «que ahora están más caros», y que el interés está en este cultivo, del que se extrae, entre otras cosas, aceite de girasol, que en más del 60% se importaba desde Ucrania.

En cuanto al maíz, que en un 30% llegaba de este país, Planas ha indicado que se debe a la «necesidad para la industria de piensos» española, aunque también ha indicado que la mayor parte de la necesidad de esta materia prima se va a cubrir con importaciones desde Argentina y Estados Unidos.

Planas ha detallado que el porcentaje de hectáreas de barbecho y de interés ecológico en España es el 10% del total de las 21,5 millones de hectáreas de superficie agraria útil del país y que el uso de parte de este terreno para otros cultivos se toma en función de la en decisión administrativa a la que les faculta la Unión Europea y que los detalles estarán contendidos en el plan que el Gobierno presentará el próximo 29 de marzo.

En lo que respecta a la ganadería, Planas ha reconocido que este sector está «viviendo con especial gravedad el incremento de costes derivado del incremento de precios de los piensos» y que «va a ser uno de los sectores prioritarios en relación a la respuesta pública» que se va anunciar.

En cuanto al paro que se vive desde hace 11 días en el transporte de mercancías en protesta por el elevado precio de los carburantes y que ha provocado diversas alteraciones en el sector agroalimentario, Planas ha dicho que confía en que se pueda llegar a un acuerdo en la reunión que va a haber entre unión con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC).