El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha precisado que en el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Podemos se incluye la creación de una comisión para analizar el impacto de la subida del SMI a 950 euros e incluso tomar «medidas de corrección y complentarias» si fuera necesario, en referencia clara a la sitación del campo.

Pese a ello, ha dejado claro que «los trabajadores del campo se merecen el mismo trato que los de la industria o los servicios». En este sentido, preguntado por las declaraciones del residente extremeño en las que relacionó la subida del Salario Mínimo Interprofesional con el aumento del paro agrícola en su comunidad, el ministro ha considerado que éstas fueron «desenfocadas» y que dicha subida no destruye empleo, al contrario de lo que dicen las organizaciones agrarias, que apuntan a que supone un incremento de costes inasumible para el campo.

Por otro lado, ha atribuido los incidentes ocurridos este miércoles en una manifestación de agricultores en Don Benito (Extremadura) a «pequeños grupos violentos», y ha instado a impedir que este tipo de colectivos «se apoderen de una protesta legítima».

Reconoce el nerviosismo en el sector pero rechaza los incidentes violentos de pequeños grupos

En una entrevista al programa Hora 25 de la Cadena Ser, Planas ha explicado que en su opinión existía un grupo de manifestantes cuyo único interés era «provocar incidentes y violencia», en contraste con la actitud «pacífica» de las organizaciones agrarias, convocantes de la protesta y que se han desmarcado de lo sucedido.

El altercado entre participantes en la manifestación y agentes de policía se ha producido a las puertas del recinto ferial donde se celebraba Agroexpo, y se ha saldado con cerca de una quincena de heridos, según fuentes oficiales.

El titular de Agricultura ha reconocido que detecta «nerviosismo» en el sector primario español, en su opinión debido fundamentalmente a la combinación de precios bajos, los aranceles de Estados Unidos y la negociación de la próxima Política Agrícola Común (PAC).

Ha recordado que la legislación no permite fijar un precio mínimo, como en ocasiones reclama el sector, y ha abogado por que los agricultores y ganaderos se organicen mejor para tener un mayor peso en las negociaciones con la industria y los supermercados.

Además, ha recordado que en esta legislatura se revisará la Ley de la Cadena y que habrá medidas de corrección, dirigida a evitar precisamente este tipo de desequilibrios.

Planas ha lamentado que los representantes de las organizaciones agrarias «no hayan podido o querido» acudir a una reunión a la que asistían tanto él como el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y ha pedido «llevar mucho cuidado» con incidentes como los de Don Benito para no perjudicar la reputación de un sector que merece que el consumidor «valore y pague» debidamente su trabajo.