Desde que se comenzaran a hablar de tomar medidas por el coronavirus, muchas voces de las Comunidades Autónomas comenzaron ya a pedir un aplazamiento de los plazos de la PAC que, en teoría, debería acabar a final de abril. Ahora, con el estado de alarma decretado por el Gobierno, es el propio Estado el que de forma indirecta propiciará que se prolonguen estos plazos hasta final de junio… inicialmente y en función de cómo transcurra la pandemia.

De hecho, en el propio decreto del coronavirus (que se puede ver aquí íntegro) ya se destaca que “se suspenden términos y se interrumpen los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público. El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente real decreto o, en su caso, las prórrogas del mismo”. Es decir, que de hecho se cierra todo el proceso de solicitudes hasta final de mes, lo que propiciaría una ampliación del mismo por un tiempo similar al aplazado o superior.

boe-a-2020-3692 La idea inicial, según fuentes del Fega que ha recogido agropopular.com, es reclamar a la CE que se amplie hasta final de junio, pero todo dependerá de cómo evolucione la enfermedad no solo en España sino en toda Europa, aunque no se descarta que algún país pudiera cerrar los plazos más tarde que el resto si fuera necesario para garantizar la seguridad de los agricultores y ganaderos.

Una seguridad que en la gran mayoría (por no decir la totalidad) de las organizaciones agrarias se están concretando en el cierre de sus oficinas al público para evitar contagios y la propagación de la epidemia, así como para evitar que muchos de los solicitantes deban desplazarse por toda la provincia para poder formalizar sus solicitudes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here