Los efectos del coronavirus se extienden por toda España. Y tras numerosas supensiones de actos, eventos y protestas, ahora le llega el turno a la PAC. Desde Castilla y León y Andalucía ya han surgido las primeras voces que piden ampliar el plazo de presentación de las ayudas PAC debido al coronavirus y el riesgo que conlleva el contacto directos de miles de agricultores con los responsables de efectuarlas.

Así, ante la situación de alarma sanitaria en la que se encuentra todo el país por el coronavirus (COVID-19), la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía ha solicitado oficialmente a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, la ampliación del plazo de presentación para la solicitud de las ayudas PAC.

Preocupación ente agricultores y ganaderos por los desplazamientos y reuniones informativas en Andalucía

La tramitación de las ayudas de la Política Agraria Común comenzó oficialmente el 1 de febrero de 2020. Sin embargo, el grueso de expedientes se tramita fundamentalmente en el último tercio del periodo, del 15 de marzo al 30 de abril.

Pero, este estado de alerta debido a la expansión del COVID-19, está provocando inquietud entre agricultores y ganaderos, por los posibles focos de contaminación que pudieran derivarse de los desplazamientos a las oficinas de atención de que las se dispone, o de la realización de reuniones informativas acerca de la PAC.

Desde UPA Andalucía, ven con preocupación que la tramitación de expedientes PAC se va a retrasar de manera importante, lo que incluso puede ocasionar que muchos expedientes se queden sin tramitar o que se hagan de manera precipitada e incorrecta.

Por todos estos motivos, la organización agraria se ha apresurado a pedir a la consejera, Carmen Crespo, dicha moratoria para el plazo de presentación de solicitudes PAC, a la que, dadas las circunstancias excepcionales, esperan que dé una resolución positiva.

Castilla y León también apuesta por una ampliación del plazo de presentación de las ayudas

Por su parte, COAG Castilla y León también considera que la tramitación continua de los expedientes para solicitar las ayudas de la PAC, cuyo punto álgido se produce en las próximas semanas, entraña miles de contactos directos entre agricultores, ganaderos y personal técnico de las entidades tramitadoras. Por tanto, supone un riesgo evidente y claro de transmisión del virus conocido como COVID-19.

Como medida preventiva contra este riesgo, COAG Castilla y León ha pedido este viernes 13 a la Junta de Castilla y León que se amplíe el plazo de tramitación, o en caso de que la evolución de la pandemia requiera de otras medidas más drásticas, que se establezca una moratoria en la tramitación hasta que un hipotético y deseable escenario más propicio permita su reanudación.

COAG estima que habrán de ser las administraciones agrícolas junto con las sanitarias quienes determinen el plazo ideal que debería alargarse este proceso y exige que lo hagan cuanto antes sin demora y con el mayor rigor científico posible. La petición se ha hecho extensible a todos los plazos en curso o con vencimiento próximo, como las ayudas de incorporación y/o modernización de explotaciones y las declaraciones trimestrales de IVA y anual del IRPF, entre otras, si bien estas últimas corresponden a la Agencia Tributaria.

COAG Castilla y León ha realizado esta petición en el transcurso de un encuentro que  ha reunido al Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero,  y la Consejera de Sanidad, Verónica Casado, con los representantes de las OPAs, cooperativas, y de la industria y la distribución agroalimentaria para analizar la situación actual y las medidas a activar para asegurar el abastecimiento de alimentos, cuestión estratégica para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el Covib-19.

A este respecto, todas las partes presentes en la reunión han lanzado un mensaje de unidad en que lo prioritario es frenar el avance de la pandemia y que están en condiciones de garantizar este abastecimiento, para lo que demandan sensatez y responsabilidad individual a todos los ciudadanos, evitando el pánico injustificado y no realizando acopio compulsivo de mercancías.

(Foto principal: Archivo Asaja Jaén)