La evolución sanitaria y los cierres perimetrales decretados por el Gobierno de Aragón en cuatro comarcas de Zaragoza, además de en las ciudades de Calatayud y Tarazona, han llevado a UPA Aragón a suspender su participación en la tractorada convocada para este jueves día 6 en la capital aragonesa junto a Uaga, que plantea retrasar la movilización a finales de mayo.

El secretario general de UPA Aragón, José Manuel Roche, explica en un comunicado que tras el cierre perimetral de la localidad de Calatayud y de las Comarcas del Campo de Cariñena, Valdejalón y Ribera Alta del Ebro anunciada hoy por el Gobierno de Aragón, que se unen a los decretados en las Cinco Villas y Tarazona, consideran necesario anteponer la situación sanitaria a la tractorada del jueves.

«Por responsabilidad, consideramos que en este momento lo más adecuado es aplazar nuestras movilizaciones y centrarnos en lo que realmente importa: la situación sanitaria de la Comunidad Autónoma», ha enfatizado.

Agrega además que los confinamientos y los cierres perimetrales de estas zonas afectarán a la movilidad de más 90.000 personas, lo que impedirá a muchos agricultores y ganaderos participar en las protestas, por lo que desde la organización no renuncian a las movilizaciones en unidad de acción con UAGA-COAG, pero sí apuestan por trasladarlas a finales de mayo, cuando confían que haya una mejora de los datos y mayor avance en la vacunación.

Asimismo se reconoce, no obstante, que en las movilizaciones ya realizadas en Teruel y Huesca se respetaron en todo momento las directrices y normas sanitarias para evitar y minimizar el riesgo de contagios, si bien añade que la situación de la provincia de Zaragoza es «completamente distinta y evoluciona de manera muy negativa».

En ambas movilizaciones hubo un respaldo masivo de los agricultores y ganaeros aragoneses para reclamar cambios en las ayudas previstas en la Política Agraria Comunitaria (PAC) bajo el lema “Agricultura con agriculto@s. Por una PAC profesional y justa”.