Tras un mes de diciembre en el que la tónica ha sido un decenso de las cotizaciones en un mal año para los cereales, a pesar de su gran producción, el año ha acabado sino con buenas noticias, sí cuanto menos con una sonrisa, al experimentar una ligera tendencia al alza en lo mercados mayoristas.

Así, los precios de los cereales han registrado una tendencia al alza en la última semana en los mercados mayoristas, en contraste con semanas anteriores, según ha informado este lunes la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Los datos difundidos por Accoe, relativos a la semana 52, reflejan que el precio del maíz subió un 0,07 %, hasta los 208,24 euros por tonelada.

El precio del trigo blando quedó en 210,03 euros/tonelada, lo que supone un repunte del 0,23 % respecto a la semana anterior, y el de la cebada, en 183,36 euros/tonelada (+0,04 %).

Se mantuvieron estables los precios de la avena, en 187,25 euros/tonelada, y los del trigo duro, en 274,00 euros/tonelada, donde no se dejó notar esta ligera tendencia al alza.

Por el contrario, bajaron los de la cebada de malta, hasta los 196 euros/tonelada (-0,16 %).

Desde enero de 2020, el precio del maíz se ha incrementado un 15,54 %; le siguen el alza del 8,66 % en el trigo duro; del 4,45 % en trigo blando; y del 0,89 % en la cebada.

Por su parte, dentro del capítulo de las proteínas y coproductos vegetales, la cotización de la soja se ha elevado un 28,36 % desde principios de año, con 430 euros por tonelada.

Asimismo, la cotización de la cascarilla ha crecido desde entonces un 15,09 %, hasta los 159 €/t; en colza, un 23,40 % (295 €/t); en girasol, un 34,78 % (465 €/t); y la de la pulpa, un 13,16 % (215 €/t).