El comisario europeo de Comercio, y anteriormente de Agricultura, el irlandés Phil Hogan, presentó este miércoles 26 su dimisión tras incumplir las medidas sanitarias contra la covid-19 en la República de Irlanda al asistir este mes a una cena en un club de golf. Hogan se vio forzado a renunciar como eurocomisario tras las intensas presiones del Gobierno de coalición irlandés al revelarse que a la cena, que tuvo lugar en el condado de Galway, había más de ochenta personas a pesar de las medidas para contener el virus.

Al confirmar su dimisión por incumplir las medidas sanitarias, el excomisario señaló este miércoles que la polémica se estaba volviendo «cada vez más» una distracción de sus funciones como comisario de Comercio. «Lamento profundamente que mi viaje a Irlanda, un país del que he estado muy orgulloso de representar como funcionario durante casi toda mi vida adulta, causara tanta preocupación y malestar», señaló Hogan al confirmar su dimisión.

«Reitero mi disculpas de corazón al pueblo irlandés por los errores que he cometido durante mi visita», indicó el político, y resaltó que ha estado al «frente» de la respuesta de la Unión Europea (UE) a la crisis provocada por la pandemia.

«Reconozco y aprecio el impacto devastador que la covid-19 ha causado a individuos y familias, y entiendo totalmente el sentimiento de dolor y enfado cuando sienten que quienes están en el servicio público no cumplen con el nivel (de comportamiento) que se espera de ellos», puntualizó.

El antiguo comisario europeo, que tuvo que dar explicaciones a la Comisión Europea (CE) sobre la controvertida cena, había visitado Irlanda entre el 31 de julio y el 21 de agosto. En un memorando enviado a la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, Hogan detalló sus movimientos en Irlanda y afirmó haber cumplido «con las regulaciones de salud pública en Irlanda».

Entre otros asuntos, Hogan era el encargado comunitario de dirigir los complejos contactos comerciales con la administración del presidente estadounidense, Donald Trump. El irlandés llegó al cargo tras haber sido comisario europeo de Agricultura, una cartera muy próxima a Comercio, con un programa que primaba, entre otros objetivos, el esfuerzo por tender puentes con Estados Unidos y fue el que reconoció el papel de los pastos de la dehesa en España o diferenciar medidas en cada país dentro de la PAC, entre otras actuaciones.