La Guardia Civil ha descubierto una plantación de cannabis con 4200 plantas ocultas entre los olivos de una finca del término municipal de Freila, en un lugar remoto de muy difícil acceso junto al río Guadiana Menor. En esta actuación contra el cultivo ilegal de droga, la Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a un individuo de 33 años de edad como presunto autor de un delito contra la salud pública por cultivo de droga.

El descubrimiento de esta plantación de cannabis se produjo el pasado día 12 de julio. Los agentes del Seprona estaban recorriendo el río Guadiana Menor por debajo de la presa del pantano del Negratín cuando descubrieron que en una finca dedicada al cultivo superintensivo del olivo, entre las hileras de árboles, crecían miles de plantas de cannabis sativa.

Los agentes del Seprona solicitaron la colaboración de los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Baza y entre todos ellos inspeccionaron completamente la finca y descubrieron que había plantadas 4200 plantas de cannabis sativa.  La Guardia Civil arrancó e intervino las 4200 plantas e investigó a la persona que en ese momento cuidaba de ellas.

Hasta que se generalizó el cultivo intensivo de cannabis sativa en interiores de viviendas o naves, la mayor parte de la marihuana que se producía en Granada procedía plantaciones como la que ahora ha descubierto en Freila una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Baza.

Mientras que un cultivo en el interior de una vivienda genera una serie de indicios que permiten a la Guardia Civil su localización, como el alto consumo de electricidad, los ruidos de los aparatos de aire acondicionado funcionando todo el día o el olor característico de estas plantas; localizar una plantación, como en este caso y en otros muchos, en medio de una finca a la es muy difícil acceder en en vehículo o a pie, es muy complicado para los investigadores.

Es por ello que los agentes de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Granada realizan vuelos de manera regular por la provincia para detectar desde el aire plantaciones de cannabis sativa. También las patrullas del Seprona con sus motocicletas todoterreno recorren los territorios más recónditos de sus demarcaciones para tratar de descubrir la posible existencia de estas plantaciones.

(Foto: benemeritaaldia.org)