La organización Unión de Uniones de Castilla-La Mancha ha subrayado este jueves 26 que la PAC debe favorecer a los profesionales que viven del campo y ha avanzado que apoya la tractorada que tendrá lugar este viernes en Valladolid convocada por la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL). En concreto, defienden que el mínimo para no demostrar que se ejerce la actividad agrícola baje a 1.250 euros tal y ha descartado subirlo hasta los 5.000 euros.

En un comunicado, Unión de Castilla-La Mancha ha explicado que la PAC debe destinar a favorecer el mantenimiento de las explotaciones profesionales de agricultores, que son las que vertebran el tejido laboral y social del medio rural, y en este sentido es necesaria una «discriminación positiva contundente en favor del agricultor profesional, que se encuentra en peligro de extinción», ha apuntado.

EN CASTILLA-LA MANCHA HAY 24.500 AGRICULTORES PROFESIONALES COTIZANTES A LA SEGURIDAD SOCIAL, PERO, SIN EMBARGO, HAY 98.000 PERCEPTORES PAC

Ha argumentado que es «fundamental» que el mínimo para no demostrar que se ejerce la actividad agrícola baje a 1.250 euros tal y ha descartado subirlo hasta los 5.000 euros, que permitiría que cualquier propietario de tierra cobre una ayuda de la PAC aunque no ejerza la actividad agrícola

Según los datos aportados en el comunicado, en Castilla-La Mancha hay 24.500 agricultores profesionales cotizantes a la seguridad social, pero, sin embargo, hay 98.000 perceptores PAC.

Unión de Uniones ha señalado que «no es de recibo» que en Castilla-La Mancha un olivarero cobre en ayudas de la PAC apenas 200 euros por hectárea, mientras que Andalucía se sobrepasen holgadamente los 1.200 y 1.800 euros por hectárea para el mismo sector.

Esto se debe a que en España hay más de 50 regiones, y en la nueva PAC se plantea reducir a 20 «para seguir salvando los privilegios», pero en la UE todos los países tienen una región, salvo España, y otros 4 países que presentan 2 o 3 regiones.

Esta organización ha exigido la reducción de regiones al mínimo posible que serían unas cinco para evitar que siga habiendo «privilegios históricos» y «desigualdad» entre agricultores de un mismo país.

Así, la Unión de Castilla-La Mancha insta al consejero de Agricultura a marcar líneas rojas en la negociación en defensa de la agricultura de Castilla-La Mancha y del agricultor profesional.