La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha convocado para el próximo día 27, viernes, una protesta para reclamar que las ayudas de la próxima Política Agrícola Común (PAC) sea para los agricultores cuyos principales ingresos procedan de la agricultura o la ganadería y, además, estén dados de alta en el régimen agrario de la Seguridad Social. De este modo, la nueva PAC se aplicaría como se hacen en otros países europeos, como Francia o Alemania

La protesta consistirá en una marcha de coches y tractores por las calles de Valladolid, desde el estadio José Zorrilla con parada en la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

El presidente de la UCCL de Valladolid ha asegurado que la reclamación va dirigida al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para que España acepte que las ayudas de la nueva PAC sean para los agricultores cuyos ingresos procedan principalmente de la actividad agraria y ganadera cómo, según él, ya ocurre en Francia o Alemania.

Según Ignacio Arias, el ministro Luis Planas inicialmente se mostró partidario de que las ayudas sean para lo que se llamó en su día «agricultor genuino», pero ahora existe en la UCCL el temor de que haya cambiado de opinión.

En esto, Ignacio Arias ha justificado la convocatoria de la protesta y antes de que en septiembre se celebre la Conferencia Sectorial de Agricultura, en la que se podría decidir la postura de la España ante la nueva PAC.

Además, la UCCL ha propuesto que los perceptores de las ayudas de PAC estén dados de alta y al corriente de pago en el régimen agrario de la Seguridad Social.

En España se pagan unas 700.000 ayudas de la PAC, de las que 90.000 las perciben empresas y las restantes personas físicas, y del total 238.000 corresponde a agricultores dados de alta en el régimen agrario de la Seguridad Social.

El presidente de UCCL Valladolid ha pedido al consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, que en la próxima Conferencia Sectorial defienda el acuerdo adoptado en la comunidad autónomas para que las ayudas de la PAC va a los agricultores que «realmente» vivan de la actividad agraria y ganadera.