La Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid, UGAMA, denuncia una vez más la mala gestión de fondos europeos del programa de desarrollo rural de la Comunidad de Madrid donde la concurrencia competitiva en las ayudas de modernización de explotaciones agrarias se ve gravemente alterada debido al criterio de puntuación subjetivo que se obtiene de la valoración de los técnicos.

«Criterios de puntuación como ser joven, agricultor profesional, mujer o no haber recibido ayuda en años anteriores, no son suficientes para obtener una puntuación suficiente para ser beneficiario de una ayuda de modernización. La existencia de criterios subjetivos a la hora de puntuar los expedientes, hacen que la concesión o no de una ayuda de modernización sea una ruleta rusa donde generalmente siempre son los mismos los agraciados» , afirman desde UGAMA en su enfado a la gestión de estas ayudas de modernización de las explotaciones

«Es difícil entender que a un ganadero profesional de vacuno de leche se le deniega una mínima ayuda de modernización por falta de presupuesto y que sin embargo una explotación vecina de similares características lleve acumulado varios millones de euros en ayudas de modernización en lo que va de periodo», insisten desde la organización agraria.

CRITICAN EL TRASPASO DE FONDOS EN LA ÚLTIMA MODIFICACIÓN DEL PDR, QUE REBAJÓ EL PRESUPUESTO A MEDIDAS IMPORTANTES

Desde UGAMA esperan que en el próximo PDR, «aunque sea tarde y muchos profesionales se hayan quedado sin ayudas por el camino, no se continúe con estos criterios subjetivos y el ejecutivo regional haga todo lo que esté en su mano, cambiando las órdenes para que las ayudas lleguen primero a los profesionales».

La organización también critica el importante traspaso de fondos efectuados en la última modificación del PDR donde se rebajó el presupuesto a medidas tan esenciales para el campo madrileño como Incorporación de Jóvenes a la actividad agraria, medida básica en todo P.D.R. que se precie, o la medida destinada a la mejora de regadíos, para aumentar el presupuesto a otras como las ayudas destinadas a Industrias Agroalimentarias.

«Recordamos que en la comunidad de Madrid se ha subvencionado con fondos del programa de desarrollo rural a empresas no precisamente pequeñas ubicadas en grandes polígonos industriales como APERITIVOS MEDINA 3 S.L. con 1.174,502,66€ o CARPISA FOODS S.L. con 1.546.130,31 € o INDUSTRIAS LACTEAS DEL JARAMA, S.A. (comercializadora de quesos ALBE y contribuidora neta de la desaparición del sector lácteo de la Comunidad de Madrid), con 1.741.640,26 € lo que es un claro indicador de que en la Comunidad de Madrid hay un grave desvío intencionado de fondos que se deberían invertir en esa Madrid Rural despoblada que tanto lo necesita.

Finalmene, Alfredo Berrocal, presidente de UGAMA, resalta «la inacción por parte de este ejecutivo a pesar de la insistencia por nuestra parte de la Organización de modificar una normativa arbitraria, excesivamente exigente y rigurosa para con las zonas más rurales (en especial con los pequeños municipios) y advierte que ante situaciones tan lamentables, a los agricultores y ganaderos madrileños, no les queda otra que llevar ante los tribunales a la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, estando el servicio jurídico de UGAMA preparando las primeras reclamaciones».