Los precios medios de los cereales cierran octubre con nuevas subidas, especialmente los del trigo duro, con la excepción del maíz, que cotizó a los mismos niveles que la semana anterior y la cebada malta se vendió más barata.

Según los datos difundidos este lunes 28 por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe), correspondientes a la semana 43 (21-27 de octubre), el trigo blando cotizó de media a 194,76 euros/tonelada, un 0,86 % más respecto a la semana anterior; la cebada a 180,53 euros (+0,37 %) y el trigo duro a 235,00 euros (+ 1,73 %).

La cebada de malta registró en su precio medio un descenso del 0,65 % en comparación a la semana precedente, quedando en 189 euros/tonelada. También cbe destcar la excepción del maíz que, por el contrario, se mantuvo estable en 178,91 euros/tonelada.

Desde que comenzó 2019, el precio medio mayorista de la cebada ha caído un 5,86 %, la del trigo blando un 3,60 % y la del maíz un 1,55 %; por contra, la subida acumulada del trigo duro se ha situado en el 14,91 %.

En el segmento de proteínas y subproductos, la variación acumulada desde enero de 2019 es de -3,64 % para el precio mayorista de la soja (inició el año a 330 euros/tonelada); de -14,17 % para el de colza (254 euros/tonelada en enero) y de -1,89 % para el de pulpa (212 euros/tonelada).

La cotización de la cascarilla es un 20 % más barata que al inicio del año, cuando se situaba en los 195 euros/tonelada mientras que el precio medio de la pipa de girasol se mantiene en el mismo nivel que a primeros de 2019 (345 €/t).

el Consejo Internacional de Cereales recorta ligeramente su estimación de producción mundial de cereales

Por su parte, en su informe de finales de octubre, el Consejo Internacional de Cereales (CIC) ha revisado ligeramente a la baja su estimación anterior de producción mundial de grano para la presente campaña 2019/20. Ahora la sitúa en 2.157 millones de toneladas, 2 millones de menos que la cifra avanzada en septiembre que se reparten entre el trigo y el maíz.

El organismo ha recortado la previsión de producción de trigo en Australia y Argentina mientras que la ha revisado ligeramente al alza en la Unión Europea y Rusia. En cuanto al maíz, el informe de octubre muestra una disminución de la producción comunitaria y argentina. Por último, el CIC ha recortado las estimaciones de producción de avena en la UE, Australia y Estados Unidos.

La previsión de consumo también es algo más baja que en el informe de septiembre, aunque sigue estando un 0,6% por encima de la registrada en la campaña 2018/19. Dado que la demanda se situará por encima de la producción, el stock final de campaña se situará por debajo de los 600 millones de toneladas debido a la caída de las existencias de maíz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here