El Gobierno de Castilla-La Mancha ha rechazado el nuevo trasvase de 20 hectómetros cúbicos del Tajo al Segura que ha propuesto este jueves 4 la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, por que los embalses de cabecera están por debajo del 25 por ciento de su capacidad.

El vicepresidente primero en funciones del Ejecutivo autonómico, José Luis Martínez Guijarro, ha expresado en un comunicado el rechazo del Gobierno castellanomanchego a este nuevo trasvase, que está destinado a atender las necesidades de la cuenca receptora, cuando los pantanos de cabecera están en nivel 3 con un volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía de 624 hectómetros cúbicos “y perdiendo agua cada semana”.

“el primer paso es no aprobar trasvase alguno para este mes de julio y más cuando se prevé un verano seco y caluroso”

Martínez Guijarro ha exigido al Gobierno de España un cambio en la política del agua que, como ha dicho en el debate de investidura el presidente electo de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, “debe pasar por la desalación y por poner al cien por cien de su funcionamiento las desaladoras del Levante”.

Asimismo, ha defendido la necesidad de “adaptar y modificar la regla de explotación a las condiciones actuales y reales de la cuenca cedente, respetar los caudales ecológicos en la cuenca del Tajo y garantizar todos sus usos sin ninguna restricción”.

Y ha considerado que “el primer paso para lograrlo es no aprobar trasvase alguno para este mes de julio, en especial que cuando el caudal está por debajo de su capacidad, y más cuando se prevé un verano seco y caluroso en Castilla-La Mancha”.

Además, el vicepresidente primero en funciones del Gobierno de Castilla-La Mancha ha recordado que hay cinco sentencias recientes del Tribunal Supremo (TS), “que confirman que se está incumpliendo un régimen de caudales ecológicos, como exige la normativa europea”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here