Los champiñones y las setas europeos ocupan un lugar importante en la despensa y la restauración en España. Son un alimento muy versátil y apreciado por su sabor, textura y propiedades nutricionales. Nuestro país se encuentra en el podio europeo de la producción de este rico manjar, siendo el tercero con un total de 130.700 toneladas al año.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumo de champiñones y setas en España ha ido en aumento los últimos años. Concretamente en 2022, el consumo de este manjar alcanzó los 272 millones de euros, un 2,2% más que en el año anterior.

CHAMPIÑONES Y SETAS EUROPEOS, TANTAS RAZONES PARA DISFRUTARLOS

Los champiñones blancos, o también conocidos como de París, son los más consumidos en nuestro país. Este tipo de champiñón tiene un sabor suave y delicado, lo que lo hace muy versátil en la cocina. Los champiñones blancos representan alrededor del 90% de la producción de champiñones cultivados en España.

Otros tipos de champiñones y setas cultivadas que se consumen en España son las setas de ostra, las shiitake y seta de chopo. Las setas de ostra son fáciles de identificar, por su forma parecida a las conchas de las ostras. Su sabor es delicado y sutil, donde se puede detectar un gusto a frutos secos. Las shiitake, provenientes de Asia Oriental. Tienen un sabor terroso y umami. Se suelen utilizar en platos de la cocina asiática, como salteados, sopas y guisos. Y las setas de chopo, muy peculiares por su sombrero marrón oscuro y su suave sabor, se suelen utilizar en platos como ensaladas, pizzas y pastas.

UNA FUENTE SALUDABLE DE NUTRIENTES A UN PRECIO ASEQUIBLE

Los champiñones y setas europeos, en comparación con otros alimentos, son una opción económica. Durante los últimos años, su precio se ha mantenido alrededor de 3 euros por kilogramo. Fuente de proteínas, fibra, vitaminas, se pueden encontrar las del grupo B, como la vitamina B1, B2, B3 y B12. También cabe destacar que contienen minerales como el potasio y selenio. Estos nutrientes los convierten en una opción ideal para quienes buscan una dieta equilibrada, ya que ayudan a mantener la salud cardiovascular, muscular y ósea.

También son una buena opción para quienes quieren reducir su consumo de carne o seguir dietas vegetarianas o veganas. Los champiñones y setas ayudan a controlar el peso, ya que son bajos en calorías, grasas y tienen un efecto saciante debido a su alto contenido en agua.

Aunque desde la perspectiva botánica las setas no se consideran verduras, los nutricionistas sí las clasifican como tales y las incluyen entre las frutas y verduras que los consumidores deben ingerir a diario para llevar una dieta equilibrada. En particular, las autoridades españolas recomiendan consumir 5 raciones al día (en la pirámide NAOS, la fruta y la verdura son la base de la dieta y deben consumirse a diario).

PROYECTO: ‘CHAMPIÑONES Y SETAS EUROPEAS

Los champiñones y setas cultivados en Europa son un tesoro nutricional de sabores y texturas que son posibles gracias a un cultivo responsable y local. Para promocionar estos beneficios entre los consumidores de toda Europa, y especialmente entre los millennials, el GEPC Promo (Grupo Europeo de Promoción de Cultivadores de Champiñones y Setas) ha lanzado su campaña de promoción cofinanciada por la UE «Champiñones y setas europeas: un tesoro por descubrir'», dirigida a los millennials de 9 mercados europeos: Bélgica, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia y España.

Su objetivo es sensibilizar a los consumidores sobre las numerosas ventajas de los champiñones y setas europeos para una dieta sana y equilibrada. Asequibles, accesibles, variados, ricos, fáciles de preparar, altamente sostenibles, no falta de nada: champiñones y setas cultivadas son un aliado cotidiano.