En ocasiones solo hace falta que se formalicen las críticas para conseguir resultados. Y, ahora mismo, con más facilidad dado el papel que está jugando todo el sector agrícola y ganadero en esta crisis por el estado de alarma por el coronavirus. Así, el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, ha realizado este viernes un pago de cerca de 30,5 millones de euros de ayudas de la PAC en las cuentas de agricultores y ganaderos. Cuantías correspondientes al pago básico, pago verde y la ayuda complementaria de jóvenes agricultores y de las cuales se beneficiarán 5.000 perceptores.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ya anunció este abono en el pleno de las Cortes regionales del pasado 12 de este mes, donde destacó que son ya 555 millones de euros en esta campaña 2019.

Así, se ha referido a que “no hay sector económico que reciba más pagos” que el agrario, y, además “ninguno con la exactitud de plazos que está demostrando cada día el Gobierno de Castilla-La Mancha”. Esto, pone de manifiesto “el compromiso con los agricultores”.

En la jornada de este viernes 20, cerca de 5.000 perceptores de pago básico recibirán una cuantía superior a los 19,2 millones de euros en este nuevo abono y 4.901 beneficiarios del pago verde cobrarán más de 9,7 millones de euros. El resto de la ayuda, cerca de 1,5 millones de euros, se destina al régimen de jóvenes agricultores, de los cuales, en esta ocasión, se verán beneficiados más de 600.

Por su parte, desde la Junta de Extremadura, la otra comunidad autónoma, que había recibido críticas por el impago de las ayudas pendientes no hay noticias oficiales de que se haya abonado nada de la cantidad aún pendiente.


1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here