El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha valorado la nueva propuesta de presupuesto para la Unión Europea (UE) para el período 2021–2027, en la que, en su opinión, se incrementa la dotación financiera inicialmente prevista para la Política Agraria Común (PAC), pese a que todo el sector ya ha criticado que bajará un 9%. La diferencia de criterios se basa en la palabra «inicialmente», ya que Planas se refiere a cuando se barajaba un recorte de la PAC mucho mayor. Y es que cada cual hace sus cuentas como mejor le benefician.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, presentó este miércoles 27 esta nueva propuesta por la que se dota de una cantidad adicional a la PAC, a través del Instrumento Europeo de Recuperación “Next Generation UE”, y que supone un incremento global de 26.434 millones de euros para la política agraria, que actualmente beneficia a 700.000 perceptores en España.

Esta nueva propuesta, ha señalado el ministro, supone un reconocimiento al papel que juega la PAC en la sociedad europea, que ha quedado manifiesto con la crisis de la COVID-19, en la que el sector agroalimentario ha garantizado el abastecimiento de alimentos a la población durante el período de confinamiento.

La PAC debe ser el principal apoyo que permita al sector agroalimentario español afrontar el reto de la transición justa hacia un modelo más sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental.

“La profunda transformación de nuestro sistema agroalimentario”, ha indicado el Ministro, “precisa de los apoyos suficientes, sobre todo, para nuestros agricultores y ganaderos”, que tienen que contar con explotaciones más rentables para hacer frente a los nuevos desafíos.

Según el ministro, los productores “serán los principales protagonistas del cambio”, al aplicar prácticas y modelos de producción que mitiguen el cambio climático y preserven la biodiversidad y el paisaje.

Por eso, en este tiempo en el que cada cual hace sus cuentas, para el ministro la propuesta supone «una buena base para la negociación» que en breve comenzará en el seno del Consejo Europeo. El ministro ha confiado en que sea posible llegar pronto a un acuerdo entre los Estados miembros y el Parlamento Europeo. Con ello se podrá alcanzar un acuerdo sobre la reforma de la PAC, que hará llegar a los agricultores y ganaderos españoles los apoyos e instrumentos necesarios para afrontar la transición del sistema agroalimentario.