A propósito de negociación con las industrias lácteas interproveedoras de leche de Mercadona, la Organización de Productores Lácteos Agaprol ha hecho pública una carta de todos sus socios en la que denuncian que cobran por debajo de los costes su leche y que la posición de dominio de esta empresa arrastra a otras a rebajar el precio en origen de la leche.

En la carta de los ganaderos respaldad por Agaprol, se destaca que los 11.950 ganaderos «que todavía resistimos en este país estamos atravesando una de las situaciones mas críticas -y hemos pasado muchas- en toda nuestra historia. Para confirmar esto, basta con mirar las estadísticas del Ministerio en las que se confirma que cada año son casi 1.000 los ganaderos que se ven obligados a abandonar sus explotaciones de vacuno de leche».

Tras recordar que la ganadería es una de las actividades que más trabajo genera en el medio rural de nuestro país, se incide en que «las vacas no entienden de teletrabajo y el que quiere dedicarse a esto tiene que vivir con su familia en nuestros pueblos generando actividad y fijando población en el medio rural». 

De igual forma, dejan claro que «los ganaderos que entregamos nuestra leche a las industrias que trabajan en exclusiva para Mercadona nos alegramos enormemente de la buena marcha de su empresa que durante el último año ha aumentado sus beneficios hasta los 727 millones de euros, un 17% más que el ejercicio anterior. También nos alegramos de que una parte de sus beneficios hayan ido a parar a sus trabajadores y que los consumidores hayan podido disfrutar de un servicio de calidad». 

“LOS QUE PRODUCIMOS LA LECHE PARA SU MARCA HACENDADO PERCIBIMOS UNOS PRECIOS QUE ESTÁN POR DEBAJO DE NUESTROS COSTES DE PRODUCCIÓN”

Los ganaderos, sin embargo, destacan en su carta abierta que «estamos indignados con la forma de proceder de  su empresa. Los que producimos la leche para su marca Hacendado percibimos unos precios que están por debajo de nuestros costes de producción, requisito legal de obligado cumplimiento, además de ser los más bajos del mercado». 

Mercadona comercializa mas del 30% de la leche líquida de nuestro país a través de seis grandes empresas que trabajan en exclusiva para ustedes; Covap, Lactia, Lactiber, Iparlat, Kaiku y Naturleite. «Estas industrias marcan el precio que nos van a pagar, una vez que ustedes marcan el precio que les van a pagar a ellos. A nosotros no nos queda mas remedio que decir “amén” y, para más escarnio, firmar una cláusula en el contrato que diga que con ese precio cubrimos nuestros costes de producción, a sabiendas de que en la gran mayoría de los casos es mentira». 

En la carta abierta hecha pública por Agaprol, también se destaca que «Ustedes, fijando el precio de arriba hacia abajo consiguen que el brick en su lineal sea el más barato y desde su posición de absoluto dominio arrastran a todo el sector a seguir sus pasos, destruyendo valor en la Cadena, práctica prohibida por la ley 8/2020 de 16 de diciembre. El resto de industrias y distribución, son igual de responsables, pero Mercadona, con mas del 30% de cuota de mercado, es el máximo responsable de esta situación».

En este sentido, son tajantes: «Su empresa no ha conseguido una mejor logística, ni una optimización de recursos, ni procesos mas eficientes para que el consumidor pague menos, ustedes simplemente pagan por debajo del precio de coste a sus proveedores. Basta de mentiras». 

Tras destacar que «Mercadona puede ganar tanto dinero como quiera, critican que «lo que no es de recibo es que ese dinero no lo gane de vender productos en libre competencia, sino de pagarnos por la leche un precio que no cubre los costes de producción a los ganaderos, que también tenemos derecho legítimo a tener beneficios. Esto no es ni eficiencia ni éxito empresarial, lo que ustedes están haciendo es provocar el cierre masivo de granjas». 

Por todo esto, advierten desde Agaprol de que «cuando no quedemos ganaderos en España porque ustedes han decidido no pagar un precio que garantice su rentabilidad, sus clientes seguirán bebiendo leche y a ustedes no les quedará más remedio que traerla más cara de fuera de nuestro país, que ya es deficitario en producción de leche de vaca. Si, como siempre dicen, su preocupación es el Jefe (el consumidor) no sabemos cómo se tomarán ellos que Mercadona acabe con la gallina de los huevos de oro que somos para ustedes los ganaderos. Entonces tendrán que subir el precio del brick de leche a precios reales porque en Francia o en Alemania ustedes no podrán ejercer esa posición de dominio sobre los ganaderos para que les vendan a estos precios».

Finalmente, mandan un mensaje muy claro: «Su cuenta de resultados es un éxito por el que les damos la enhorabuena pero eso no quiere decir que su forma de trabajar lo sea. Ganar dinero es legítimo pero no a costa de arruinar a los demás.  Como los ganaderos que suministran leche a las empresas que trabajan en exclusiva para Mercadona, no puede expresarse libremente, por miedo a posibles represalias, Agaprol lo hace en su nombre, manifestando su sentir e indignación».