La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura (ATS) ha autorizado un trasvase de 18 hectómetros cúbicos (hm3) del Tajo al Segura correspondiente al mes de noviembre, de los cuales  7,5 hm3 se destinarán a abastecimientos urbanos y 10,5 hm3 para regadío, más del doble que el aprobado en octubre. De forma paralela, ha confirmado que espera reanudar el trasvase a mediados de diciembre, ya que los trabajos de reparación y mantenimiento finalizarán antes del plazo inicial contemplado.

El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico ha informado en un comunicado de que la comisión de explotación del trasvase, que se ha reunido este miércoles de manera telemática, ha autorizado esta derivación de agua.

A fecha 1 de noviembre, el sistema se encuentra en una situación hidrológica excepcional, por lo que se podría autorizar un trasvase de forma discrecional pero motivada de hasta 20 hectómetros cúbicos.

La comisión ha tomado también nota de la previsión para el trimestre a 1 de noviembre de 2021, que indica que el sistema se mantendrá en situación hidrológica excepcional todo el trimestre y también ha tenido en cuenta que  existe un volumen de agua trasvasada disponible en la cuenca del Segura para abastecimientos y regadíos de 64,85 hm3.

Por todo ello, el Ministerio ha argumentado que, en aplicación de los principios de prevención y precaución que «deben presidir la acción de las administraciones públicas», ha considerando la conveniencia, dada la situación hidrológica «excepcional» del sistema de la cabecera del Tajo de aprovechar parte de las reservas de volúmenes de agua trasvasada disponibles en la cuenca del Segura a fecha 1 de noviembre.

Se han tenido en cuenta los también los  consumos de abastecimiento y regadío estimados para los próximos meses, se ha autorizado un trasvase desde los embalses de Entrepeñas-Buendía a través del acueducto Tajo-Segura de 18 hm3 para el mes de noviembre.

En esta reunión, la Confederación Hidrográfica del Tajo ha comunicado que está previsto que los trabajos de mantenimiento y reparación de averías finalicen a mediados del mes de diciembre, lo que permitirá reanudar el trasvase antes del plazo de tres meses inicialmente contemplado.