La Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa) ha dejado claro que no es cierto que vayan a eliminarse o reducirse los aranceles a la aceituna negra en esta recolección, tal y como se ha interpretado por las declaraciones de diveras fuentes, incluidas el propio ministro Luis Planas.

Por eso, ante las noticias y declaraciones publicadas por los medios de comunicación en los últimos días anunciando una posible “desaparición” o “reducción considerable” de los aranceles impuestos por EEUU a la aceituna de mesa negra, Asemesa cree necesario realizar las siguientes puntualizaciones para aclarar el asunto y evitar falsas expectativas:

Por eso, asegura que es totalmente falso que vaya a tener lugar una eliminación o reducción de aranceles a la aceituna negra en esta recolección. «No existe ningún fundamento para pensar que pueda suceder esto».

Respecto a las declaraciones efectuadas por el ministro de Agricultura, Luis Planas, se refieren exclusivamente a  una de las líneas de defensa emprendidas por ASEMESA ante el Departamento de Comercio de EEUU –las revisiones administrativas anuales–, proceso que sí podría derivar en una reducción importante de este gravamen pero aplicable únicamente a las empresas seleccionadas para ser investigadas y también a aquéllas que solicitaron ser revisadas y no lo fueron. Esta reducción, de confirmarse,  no se aplicaría hasta el año que viene, no es definitiva porque los aranceles podrían volver a subir el año próximo y no beneficiaría a la mayoría de las empresas del sector, que seguirá soportando un arancel del 35%. Estos aranceles podrían durar hasta 2028.

De igual forma, desde Asemes se aclara que «esta posible reducción, de confirmarse, se debería fundamentalmente al gran trabajo y esfuerzo económico realizados por las empresas investigadas por EEUU junto con Asemesa y en ningún caso es el resultado de gestiones de ninguna administración, como ha manifestado algún cargo público».

Asemesa y sus empresas ratifican que seguirán trabajando en las distintas líneas de defensa para combatir este arancel –revisiones administrativas anuales, recurso ante la Justicia de EEUU y procedimiento ante la Organización Mundial del Comercio presentado por la UE–, pero ninguna de estas acciones tiene resultados efectivos a corto plazo, por lo que esta Asociación sigue insistiendo en que la solución definitiva tiene que venir de una negociación. En este sentido, el secretario general de ASEMESA, Antonio de Mora, insiste en un mensaje: “Instamos nuevamente al Gobierno de España y a la UE a que intensifiquen los contactos con EEUU a fin de lograr un acuerdo similar al conseguido en el conflicto de la industria aeronáutica, que se resolvió con buena voluntad y con la suspensión por cinco años de todos los aranceles a los productos agroalimentarios. Esta es la única forma de solucionar el problema.”