El Gobierno y las comunidades autónomas retoman este miércoles 21  la negociación de la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) en España, con una reunión con carácter técnico sobre los ecoesquemas, ayudas ligadas a prácticas beneficiosas para el medio ambiente. La Junta de Andalucia presentará un informe propio para  debatir estos ecoesquemas a nivel nacional, según avanzó esta semana su presidente autonómico, Juanma Moreno.

El secretario general de Agricultura, Fernando Miranda, se reunirá con responsables técnicos de las comunidades para abordar este asunto, tras la Conferencia Sectorial de la semana pasada entre el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Luis Planas, y los consejeros autonómicos del ramo.

En el último encuentro, las partes coincidieron en avanzar en primer lugar en la negociación técnica de los ecoesquemas, antes de alcanzar un acuerdo político sobre el plan estratégico nacional que permita aplicar la PAC en España, ante las divergencias presentadas por todas las CCAA.

Fuentes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación han confirmado a Efeagro la reunión técnica, que servirá para definir más en detalle estas nuevas ayudas ambientales de la política agraria durante el periodo 2023-27.

Será, además, la primera de una serie de trabajos con carácter técnico entre el Gobierno y las comunidades, que se han propuesto analizar los resultados en una próxima Conferencia Sectorial, prevista entre septiembre y octubre.

La propuesta inicial del MAPA incluye 4.800 millones de euros en ayudas directas, de los que el 60 % son pagos básicos a la renta, y cerca de 1.200 millones para eco-esquemas, todo ello dentro del primer pilar.

Se pretende así que el 23 % de los pagos directos se vinculen a estas ayudas a favor de prácticas sostenibles, junto a un 2 % adicional de los fondos de desarrollo rural.

Las ayudas al desarrollo (Feader) contarán con una cantidad anual total de 1.100 millones de euros, aparte de otros 900 millones para medidas de mercado y programas sectoriales.