Mientras que todas las CCAA se echan un pulso entre sí ante el debate del Plan Estratégico Nacional de la PAC, Asaja ha mostrado su unidad para rechazar una propuesta de la PAC «que nació malparida y contra la que debemos seguir peleando porque no solo conlleva un recorte el 13% en los fondos, sino que imponen unas condiciones medioambientales sin compensaciones. No se puede tener una PAC verde con números rojos», según señaló el vicepresidente nacional de Asaja Cádiz, Pedro Gallardo.

Coincidiendo con la celebración de la Asamblea Ordinaria de Asaja Cádiz, a la que acudió el presidente de la Junta andaluza, Juanma Moreno y la consejera del ramo, Carmen Crespo, representantes de distintas regiones de Asaja, como Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunitat Valenciana, Aragón o Canarias quisieron mandar un mensaje de unidad dentro de la organización y mostrar su respaldo a Pedro Gallardo en su asamblea sin en el pulso que se mantiene con el Gobierno y Bruselas por una PAC que no acaba de convencer al sector y contra la que se insta a que «debemos seguir peleando».

En este sentido, no solo se ha criticado el intento de «los verdes en Bruselas de acabar con los fitosanitarios, que son las medicinas de las plantas, y con todas las  herramientas de las que disponemos para seguir produciendo» sino de utilizar a la agricultura y ganadería «como modelo de cambio». Así lamentan que «para vender lavadoras y coches se inunde nuestros campos de plagas con el acuerdo de Mercosur, se siga manteniendo un veto ruso que dura ya seis años o se haya dañado a gran parte del sector con la guerra entre Airbus y Boeing con los aranceles mientras que se nos consideraba esenciales durante el covid».

Por eso coincidían en señalar por boca del presidente gaditano Pedro Gallardo en que se sienten «decepcionados con el Gobierno español  y con Bruselas por la forma en la que nos tratan», así como de las acusaciones de «ser los causantes de contaminar, cuando es todo lo contrario. Se entiende que para un burgués de Bruselas, con el frigorífico lleno, pueda parecer bien que se tomen medidas ambientales, y nosotros somos los primeros en defenderlas, y en especial la agricultura y la ganadería ecológica, pero respetando la libertad de cada productor en apostar por una vía u otra, no imponiéndola sin un estudio de impacto o, como se ha llegado a decir, con un estudio escondido en u cajón porque los datos eran devastadores para el sector europeo».

En este sentido, ha habido un ‘recuerdo’ para el ministro Garzón, del que han pedido a Pedro Sánchez «que lo cese o que se vaya, porque el campo no puede tolerar los ataques que recibe y contra los que debemos seguir peleando», a la vez que se ha insistido en respaldar el regadío, «porque donde hay agua hay agricultura y ganadería y necesitamos más apoyo de Madrid y Bruselas».

«ANDALUCÍA Y ESPAÑA NO TIENEN FUTURO SIN SU SECTOR AGRÍCOLA Y GANADERO»

Por su parte, el presidente de la Junta andaluza, Juanma Moreno, que también respaldó este acto liderado por el presidente de  Asaja Cádiz, fue contundente al señalar que «Andalucía y España no tienen futuro son su sector agrícola y ganadero» y ha advertido de qué habría pasado durante la pandemia «si todo este sector no se hubiera implicado como lo hizo. La sociedad está en deuda con ellos y hay que tenerlo siempre en cuenta, porque detrás de cada alimento hay no solo un gran trabajo, sino mucho sacrificio de miles de agricultores y ganaderos y la sociedad debe saberlo y conocer esta realidad».

También habló de la PAC y de la nueva negociación destacando que «hemos logrado avanzar notablemente y mejorarla desde el inicio de la negociación, pero queda aún mucho por hacer para y debemos seguir peleando para impedir que Andalucía se quede atrás».

En este sentido señaló los ecoesquemas como principal obstáculo y el compromiso de la consejera Crespo de preparar para otoño un plan de desarrollo de estos ecoesquemas a nivel nacional para que se debata de cara al Plan Estratégico Nacional.