El consejero de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha sido muy claro y ha asumido su falta de acierto al asegurar que «la lógica no se ha impuesto a la sinrazón; asumo mi responsabilidad». Durante la sesión plenaria de la Cámara aragonesa de este jueves 4 sobre el modelo de la Política Agraria Común que finalmente se ha impuesto, el consejero reconoce que no es el mejor para Aragón ni para la defensa de la agricultura familiar y profesional que se hacía desde la comunidad autónoma. «España lleva más de 20 años instalada en el status quo de la PAC», lamentó, y aunque recordó que el segundo pilar mejorará las condiciones de los agricultores aragoneses, no ocultó que este no es el objetivo de las ayudas.

«En este sentido, fue tajante al señalar que «con el segundo pilar no podemos pretender resolver los problemas que genera el primero. De los 473 millones de ayuda a la renta, el segundo pilar aporta 30. Con 30 millones no podemos hacer milagros, ni resolver los problemas que ocasiona la pésima distribución de esos 430 millones», subrayó Olona, que compareció en la sesión plenaria de las Cortes a petición propia y del portavoz de Ciudadanos en Agricultura, Ramiro Domínguez.

Pese a todo, Olona también lamentó que la reforma de la PAC «se ha cerrado en falso», aunque celebró que algunos agricultores podrán mejorar sus condiciones económicas al beneficiarse de algunas de las medidas acordadas.

Por su parte, el portavoz de Cs reconoció que Aragón «mejorará un pelín, solo un pelín» tras una reforma de la PAC que «sigue dejando subvenciones a personas que están en el sofá, no verdaderamente a quienes ‘madrugan’ para trabajar la tierra». El consejero reconoció que aunque Teruel aumentará su ayuda a la renta hasta un 12%, como Monegros y Bajo Cinca, ello «no implica que las ayudas vayan a los profesionales».

Desde el PP, el diputado Joaquín Juste calificó la PAC como un «cúmulo de fracasos» y le pidió a Olona no buscar «culpables» en la derecha. Sin embargo, desde Podemos, Nacho Escartín recriminó a los populares que no hayan tenido una postura clara al lado de los agricultores aragoneses y responsabilizándoles de ese el status quo de la PAC al señalar que «¿ustedes del PP, Vox y el PAR dicen ahora que están en contra de los derechos históricos? ¿Por qué no se sumaron antes y hubiéramos sido capaces de hacer más fuerza?», recordando los periodos de Miguel Arias e Isabel García Tejerina al frente de este Ministerio,. Asimismo, criticó que un Gobierno progresista se haya «plegado» a los intereses de Andalucía.