El Parlamento Europeo ha votado mayoritariamente en contra de una moción, ya aprobada en el mes de julio en la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo (ENVI), para endurecer la restricción del uso de antibióticos en animales. En concreto, sobre el acto delegado de la Comisión Europea 2021/2718 que versaba en criterios de designación de antibióticos exclusivos para tratamiento de determinadas infecciones humanas. la votación ha sido muy recibida en los colegios veterinarios andaluces y españoles.

Los miembros del Parlamento Europeo han querido, con este gesto en contra, garantizar que los profesionales veterinarios sigan conservando el acceso de antibióticos para tratamientos específicos que cuidarán de la salud óptima de los animales, tanto de compañía como de granja.

Martin Häusling, eurodiputado portavoz de política agrícola de los Verdes y miembro de ENVI, fue el representante que abanderó la moción que buscaba endurecer el uso de antibióticos en animales.

Häusling solicitó que la propuesta de la Comisión fuese revisada. Esta proposición trataba sobre que aquellos antimicrobianos esenciales que representan la única posibilidad de recuperación o cura de los animales, y siempre bajo criterio del veterinario, no pueden ser de uso exclusivo para las terapias humanas.

La moción de Häusling pretendía prohibir el total uso en animales de los medicamentos críticos de máxima prioridad de la Organización Mundial de la Salud (OMS): macrólidos, colistina, fluoroquinolonas de tercera y cuarta generación y cefalosporinas. Si se siguiesen estas pautas, ningún animal doméstico o de producción podrían utilizar alguno de estos antibióticos.

Tras la votación en contra de la moción de Häusling, el acto delegado de la Comisión Europea 2021/2718 podrá seguir adelante y así complementar a la nueva normativa europea sobre medicamentos veterinarios que entrará en vigor el próximo mes de enero de 2022.

Los ocho Colegios de Veterinarios de Andalucía, unidos al Consejo General y la FVE (Federation of Veterinarians of Europe), presentaron numerosas firmas de colegiados al Parlamento Europeo donde solicitaban su apoyo ante el voto en contra de la moción presentada por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo (ENVI).

Esta resolución no es más que una pequeña victoria que nos acerca un poco más a conseguir las medidas necesarias para proteger la Salud Pública y no poner en riesgo la Salud y el Bienestar de los animales de granja y de compañía.