Ante las críticas que se reciben desde determinados grupos, Asoprovac, la Asociación Española de Productores de Vacuno de carne, ha lanzado un segundo reportaje sobre la regulación europea de bienestar animal. Se trata de un video que pretende dar a conocer la realidad de las exportaciones de bovinos vivos, en este caso desde uno de los principales puertos de salida españoles, Cartagena y explicar la protección de los animales durante el transporte.

La grabación se realizó a principios de septiembre bajo la coordinación de Asoprovac y con la colaboración del Puerto de Cartagena y de la Agencia Marítima Blázquez. El resultado es este video que permite acercar al espectador las infraestructuras y autorizaciones con las que deben contar los puertos de salida, así como los operadores españoles que participan de esta actividad, todo bajo la supervisión de las autoridades competentes, tanto del punto de salida, como de las CCAA de origen y del propio Ministerio de Agricultura.

El primer reportaje, que cuenta actualmente con más de 7.500 visitas puede también visualizarse en el canal de Asoprovac en YouTube y junto con este que presentamos hoy, pretende ilustrar la realidad de esta vía de comercialización que contribuye de forma positiva a la balanza comercial española, así como al necesario abastecimiento de la población de otros países que a menudo no cuentan con la infraestructura necesaria para su aprovisionamiento interno.

“Nuestra experiencia con YouTube ha puesto de manifiesto el interés de la sociedad por conocer la regulación de transporte de los animales y cómo se intenta garantizar su protección a pesar de la complejidad del proceso y de los numerosos actores implicados”, afirman fuentes de Asoprovac

La Asociación recuerda además que el cuidado y la protección de los animales en Europa está en constante evolución legislativa y es una de las señas de identidad de la producción europea para gran desconocimiento del consumidor.  “Debemos mantener un equilibrio, afirma Alberto Juanola, presidente de Asoprovac, seguir manteniendo los máximos estándares de manera sostenible y equilibrada, sin poner en peligro esta actividad comercial, adicional al resto de canales disponibles actualmente. Para ello, Europa no debe olvidar que además del importante papel que está jugando en liderar la protección de los animales, es igual de necesario informar a los consumidores europeos de los progresos que se han hecho.”