La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha adelantado en Almería los datos del aforo de cítricos de la campaña 2023-2024 que ha elaborado el Gobierno andaluz y que alcanzará los 1,86 millones de toneladas de cítricos en la campaña 2023-2024.

Carmen Crespo ha explicado que «Andalucía va a producir este año el 32% de los cítricos de toda España y el 44,6% de las naranjas». En concreto, el aforo apunta a que la Comunidad Autónoma andaluza rondará en la campaña 2023-2024 los 1,86 millones de toneladas por lo que, como ha comentado la consejera, «será una campaña similar a la anterior excepto en provincias como Sevilla o Córdoba, donde se registra una bajada de la producción». La consejera ha detallado que se espera «un leve descenso» del 1,7% a nivel regional y del 20% en las provincias cordobesa y sevillana «como consecuencia del impacto de la sequía estructural».

Aún así, Sevilla continúa como principal productora con alrededor de 637.770 toneladas de cítricos previstas para esta campaña; seguida de Huelva, donde se esperan recoger 613.520 toneladas. Sumando ambos territorios, estas dos provincias concentran el 67% del total de Andalucía. En tercer lugar se encuentra Almería con una previsión del 25% del total andaluz (216.330 toneladas). Carmen Crespo ha valorado que este volumen de frutas almerienses hace que la provincia «afiance su posición en el sector de los cítricos».

En cuanto al empleo, la consejera ha resaltado que se estima que las labores relativas a la producción de cítricos generen unos cuatro millones de jornales en la campaña 2023-2024. De ellos, cerca de 2,3 millones se corresponden con la recolección de los frutos. «Esto es fundamental para la economía de numerosos pueblos y comarcas de Andalucía», ha afirmado.

Crespo ha recordado que las cotizaciones «se mantuvieron en la pasada campaña» y ha expresado su esperanza de que en 2023-2024 «haya una situación similar». «Eso es lo que necesitamos en este momento, que además de contar con una producción similar se mantengan los precios», ha remarcado al detallar esos 1,86 millones de toneladas del aforo de este año.

SANIDAD VEGETAL

En su intervención, la responsable de Agricultura ha remarcado «el trabajo y la preocupación» del Gobierno andaluz por garantizar la sanidad vegetal en los campos de la región.

«Entre otras cuestiones, estamos muy pendientes del HLB», ha apuntado Crespo en referencia a las labores que lleva a cabo la Junta para evitar que los cítricos de Andalucía se vean afectados por enfermedades que podrían mermar la producción. La consejera ha hecho hincapié en que desde el Gobierno autonómico se trabaja para impedir que afecciones que actualmente no están presentes en el territorio puedan «entrar por nuestra frontera».

Estas actuaciones se enmarcan en el Plan Andaluz de Vigilancia Fitosanitaria en Cítricos de la Consejería de Agricultura, que contempla la aplicación del proyecto Life for Citrus en los campos de Andalucía. «Esta iniciativa ha contribuido a evitar enfermedades y plagas tan graves como el HLB o la Xylella fastidiosa además de avanzar en el estudio de otras posibles amenazas», ha remarcado Carmen Crespo.

CÍTRICOS DE TERCEROS PAÍSES

A nivel comunitario, la responsable de Agricultura ha lamentado que se esté llevando a cabo un proceso por el que se aprobará «una disminución de los aranceles en los acuerdos comerciales con terceros países«. Esta medida afectaría, según ha apuntado Crespo, «a un territorio que compite de manera especial con España como es Sudáfrica».

La consejera ha explicado que, ante esta situación, Andalucía ha solicitado al Gobierno central que «pida datos a la Unión Europea para poder conocer la cantidad de naranja sudafricana que importa la Unión Europea» y, así, poder saber si «realmente se cumple» con los contingentes y los aranceles establecidos actualmente.

Respecto a Egipto, cuya campaña también coincide con España y que está experimentado un auge en los últimos tiempos, Crespo ha mostrado también su «preocupación por la situación del comercio de cítricos». La consejera ha afirmado que «es preciso tener una atención especial, y así lo hemos pedido al Ministerio, para garantizar que no pase sin arancel ni una tonelada» a la que se deba aplicar este impuesto.

«Esto es fundamental para el respeto de nuestros productores de cítricos, que quieren que se controlen las cantidades sujetas a aranceles y que los nuevos acuerdos con terceros países prioricen producciones que no coincidan con las campañas europeas e incorporen cláusulas espejo«, ha remarcado.