A dos días de la reunion clave entre Gobierno y CCAA para comenzar a cerrarelPlan Estratégico, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha valorado este martes 19, en la firma de una declaración institucional de adhesión a la reivindicación del sector agrario sobre el futuro de la PAC, que Andalucía «tenga una voz unánime en defensa de los intereses del campo» y para lograr que «Andalucía no pierda presupuesto dentro de España» dentro del Plan Estratégico.

Moreno ha presidido hoy en el Palacio de San Telmo junto a la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, la reunión de la Mesa de Interlocución Agraria y el acto de firma de una declaración Institucional para adherirse a la reivindicación del sector sobre el futuro de una PAC a raíz de la negociación del Ministerio del plan estratégico nacional de la Política Agraria Comunitaria.

En esta declaración firmada por ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias, se pide que se siga el mismo criterio que se ha defendido para que España siga manteniendo su peso específico en la PAC dentro de la UE y que «Andalucía no pierda presupuesto dentro de España, manteniéndose la coherencia en el equilibrio entre territorios, que ha caracterizado el actual sistema nacional de regiones productivas de España».

LA DECLARACIÓN INSISTE EN LO «PERJUDICIAL QUE SUPONE LA RATIFICACIÓN DE LOS ECOESQUEMAS PLANTEADOS POR EL GOBIERNO»

En este contexto, Andalucía vuelve a reclamar que se mantenga el modelo de PAC actual, que ha servido para fijar población al territorio, crear empleo y riqueza y es que la fuerza de esta comunidad radica en que una de cada tres perceptores de la PAC de España reside en ella, a lo que se une que más de 500.000 andaluces viven del campo y que esta comunidad aporta el 36% de la renta agraria nacional, ha destacado el presidente andaluz.

Otro de los aspectos que pone de manifiesto esta declaración es «lo perjudicial que supone la ratificación de los ecoesquemas planteados por el Ministerio porque conllevaría una pérdida de renta para el campo andaluz al desvincular las nuevas prácticas medioambientales de las regiones productivas en las que se va a implantar», lo que supondría pérdidas que podrían alcanzar los cien millones de euros anuales del cheque de la PAC para los agricultores y ganaderos andaluces.

Además, desde Andalucía se pide al Gobierno de España que respete los objetivos y las reivindicaciones planteadas entre las que se encuentran la defensa de un modelo inclusivo, diverso, paulatino, coherente y que sea respetuoso con la realidad agraria de cada una de las regiones productivas.

Moreno ha afirmado que «no se puede hacer una buena PAC para España si no se cuenta con Andalucía», por lo que se insiste en defender que «Andalucía no pierda presupuesto dentro de España», ya que una comunidad que cuenta con más de 750.000 hectáreas de cultivos herbáceos de secano que perderían entre un 30% y un 45% de las ayudas que deberían tener por ecoesquemas para mantener sus niveles actuales y unas 250.000 hectáreas de cultivos herbáceos de regadío con pérdidas entre el 25 y el 50%.

Y a lo que hay que sumar las zonas de olivar que están por encima de las 700.000 hectáreas y que también perderían niveles de apoyo, traduciéndose todo ello en que una amplia superficie de Andalucía vería reducidas sus ayudas aumentando las exigencias de sus prácticas medioambientales, ha apuntado Moreno.

Esta declaración, que ha aprobado el Consejo de Gobierno, se produce tras la movilización del sector el pasado jueves en Sevilla para rechazar las propuestas del Ministerio de Agricultura para el Plan Estratégico Nacional de la PAC que busca cerrar antes de final de año para poder aplicarlo a partir de 2023.