Más de un millar de coches y una treintena de tractores han participado este jueves 14 en Sevilla en la caravana convocada las organizaciones agrarias «en defensa de una PAC justa para los agricultores y ganaderos de Andalucía» y ante el «incumplimiento de Luis Planas con la realidad y la diversidad productiva del campo andaluz».

Los convocantes del acto –ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía- sostienen que el Ministerio de Agricultura está diseñando un modelo productivo a través del Plan Estratégico Nacional de la PAC que no refleja el peso productivo del campo andaluz.

Por eso, han advertido al ministro de agricultura, Luis Planas, de que, si «no se modifica dicho plan, esta protesta será la primera de un periodo de movilización permanente que no se paralizará hasta que se atienda y se reconozca el esfuerzo de esta región».

También denuncian que la propuesta de ecoesquemas y regiones productivas planteada por el Ministerio de Agricultura provocaría pérdidas de más de 180 millones de euros anuales a los agricultores y ganaderos del campo andaluz.

CREEN QUE LA PAC «ES UNA LLAMADA A LA ESPECULACIÓN DE LOS MERCADOS CON LOS ECOESQUEMAS» Y «GRAVA AL CAMPO ANDALUZA»

En declaraciones a los periodistas, Ricardo Serra, de Asaja, ha destacado la unidad del sector agrario andaluz en contra de los planes del Ministerio de Agricultura sobre la aplicación de la nueva PAC y ha denunciado que no se busca hacer una agricultura más sostenible porque lo «sostenible es que se ocupen de los precios» y eso no se aborda sino se trata de una «reforma de escaparate».

Esta reforma, según Miguel López, de COAG, «es una llamada a la especulación de los mercados financieros con los ecoesquemas para permitir el acceso al control de la alimentación en una estrategia internacional» y ha censurado que «ya no quieren agricultores sino inversores y por eso están forzando un proceso de reconversión».

Juan Leal López, de las Cooperativas Agrarias, ha incidido en que la reforma planteada por el Ministerio «grava al campo andaluz y es un ataque a la agricultura andaluza», que tiene un peso importante en España, y en el mismo sentido el representante de la UPA ha asegurado que «no se puede consentir la pérdida de un euro».

La comitiva de vehículos ha salido de la explanada del estadio Benito Villamarín y se ha dirigido hasta la Delegación del Gobierno en Andalucía, donde los máximos representantes del sector agrario se han reunido con el titular del departamento, Pedro Fernández, quien se ha comprometido a trasladar al ministro Planas las peticiiones del campo andaluz.

Las organizaciones sostienen que la última propuesta del Ministerio de Agricultura que establece un máximo de 20 regiones productivas penaliza la diversidad productiva de Andalucía.

Además, la propuesta de ecoesquemas recogida en el Plan Estratégico Nacional supone para el sector agrario andaluz una pérdida de renta al desvincular las nuevas prácticas medioambientales de las regiones productivas en las que se van a implantar e impide aplicar más de un ecoesquema por explotación, lo que desincentiva a los agricultores dispuestos a ir más allá en materia de sostenibilidad.

En este sentido, han calculado que, si se desvinculan ecoesquemas y regiones productivas la consecuencia inmediata sería la pérdida por este concepto, de más de 50 millones de euros anuales en Andalucía.

Asimismo, las organizaciones agrarias mantienen que las ayudas directas deben dirigirse a los agricultores y ganaderos que realicen una actividad agraria real y efectiva, de forma que el Plan Estratégico Nacional no debe introducir criterios que dejen fuera a agricultores y ganaderos pluriactivos, con otras actividades económicas, pero para los que la actividad agraria supone un complemento de renta.

Las nuevas estrategias medioambientales de la Comisión Europea -“De la granja a la mesa” y “Biodiversidad 2030”- van a dar lugar a descensos considerables de la producción, al aumento de costes, a la pérdida de competitividad y en definitiva al empobrecimiento del sector productivo, por lo que sector agrario andaluz exige la oposición frontal del Ministerio de Agricultura a estas iniciativas políticas.