Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (Jarc) ha denunciado a la Lonja de Reus por los precios, por debajo claramente de la Lonja de Murcia (entre 33 y 42 céntimos menos), y aunque reclama que sea esta Lonja la que fije precios de los frutos secos, ha criticado su “mal funcionamiento” a la vez que ha reclamado a la Conselleria de Agricultura que haga respetar el reglamento interno.

La entidad agraria ha realizado un estudio comparativo entre los precios de referencia de la almendra entre la Lonja de Reus y Mercamurcia desde enero de 2018 a la actualidad para resaltar que desde hace más de una década, el precio de referencia de los frutos secos en la Lonja de Reus es de 33 céntimos el kilo, por debajo a la referencia murciana y en el caso de la almendra ecológica ya se sitúa en 0,42 euros el kilo.

A juicio de la Jarc, el precio de referencia inferior de la Lonja de Reus perjudica a los productores catalanes porque compiten con “inferioridad de condiciones”, por lo que ha exigido mejoras en el funcionamiento de la lonja catalana para que refleje la situación real del mercado y sus precios.

Asimismo, los productores quieren que no se permita la no cotización durante los meses de verano porque, en su opinión, este funcionamiento genera presión en la baja del precio al acumularse ofertas de productores que han comenzado a cosechar y necesitan vender.

La Lonja de Reus, tradicionalmente, empieza la cotización en la semana 36, que este año cayó en 8 de septiembre, y la JARC cuestiona que este sistema de cotización de precios no refleja la realidad del mercado.

Señalan que los precios de inicio de campaña, momento con el mayor número de operaciones, suelen ser inferiores a los del mercado internacional, a pesar de que durante la campaña se equiparan, por lo que las operaciones catalanas cotizan a la baja y eso perjudica a los productores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here