Rusia y Ucrania acordaron este jueves 17 prolongar otros cuatro meses el acuerdo de exportación de cereales y fertilizantes a falta de dos días para su expiración, mientras el Gobierno ruso insiste en que de forma paralela se debe desbloquear la exportación de sus fertilizantes.

«El acuerdo del grano se prolongará 120 días. Ucrania junto con @antonioguterres (secretario general de la ONU) y @RTErdogan (presidente de Turquía) tomaron una decisión clave en la lucha mundial contra la crisis alimentaria», escribió Volodímir Zelenski, presidente ucraniano, en su cuenta de Twitter.

La extensión del acuerdo para prolongar otros cuatro meses este corredor marítimo, que expiraba este sábado, se fraguó durante la cumbre del G20 celebrada esta semana en Indonesia, donde se reunieron Guterres y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, cuyo país había denunciado en numerosas ocasiones el incumplimiento de la parte rusa del documento.

El pacto se firmó en julio en Estambul y fue suspendido brevemente por Rusia en octubre debido a un ataque ucraniano en la península de Crimea.

ACUERDO IN EXTREMIS

El acuerdo permitirá que los barcos con grano en sus bodegas puedan seguir zarpando desde tres puertos ucranianos en el mar Negro, según explicó Oleksii Kubrakov, ministro de Infraestructura de Ucrania.

«Se ha llegado a un acuerdo para extender la operación del llamado ‘corredor de grano’. Debemos asegurar que la capacidad de exportación de nuestros puertos se aproveche al máximo para poder abastecer al mundo con los volúmenes necesarios de alimentos en tiempo y forma», explicó.

Además, indicó que Ucrania ha apelado oficialmente a las otras partes para que acepten la oferta para extenderla por al menos otro año e incluir el puerto de Mykolaiv.

Por su parte, el Kremlin aseguró haber recibido «garantías de Naciones Unidas» sobre el levantamiento de obstáculos a las exportaciones de cereal y fertilizante rusos antes de aceptar la prolongación del acuerdo.

Por de pronto, agregó, la labor de la ONU para eliminar las trabas a las exportaciones rusas «está surtiendo resultados».

«Ambos acuerdos -el ucraniano y el ruso- firmados en Estambul hace tres meses son esenciales para rebajar los precios de los alimentos y los fertilizantes y evitar una crisis alimentaria global», dijo Guterres.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, afirmó que «aparentemente Rusia sintió que el mundo no aceptaría» su rechazo del acuerdo, mientras la Unión Europea calificó la extensión de «buenas noticias para un mundo que necesita con urgencia el acceso al cereal y los fertilizantes».

LUZ VERDE DE PUTIN, AUNQUE INSISTE EN QUE DOSBLOQUEE LA EXPORTACIÓN DE FERTILIZANTES RUSOS

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, destacó que «se ha visto claramente lo importante y beneficioso que es este acuerdo para prolongar otros cuatro meses el corredor del grano y garantizar el suministro de alimentos y la seguridad del mundo, con la entrega de más de 11 millones de toneladas de cereales y productos alimenticios a los necesitados con casi 500 buques en los últimos 4 meses».

Además, agradeció a Guterres, y los presidentes ruso, Vladimir Putin, y ucraniano, Volodímir Zelenski, «por su voluntad de ampliar el acuerdo».

Erdogan reconoció el miércoles desde Bali (Indonesia), donde asistía la cumbre del G20, que Putin le había dado «luz verde» para renovar el acuerdo, aunque recientemente cargó contra Occidente por quedarse con la práctica totalidad del cereal en perjuicio de los países pobres.

El Ministerio de Exteriores de Rusia emitió un comunicado en el que subrayó que los obstáculos a las exportaciones rusas deben ser levantados en esos 120 días en los que se prolongó el acuerdo, aunque reconoció la activación del trabajo de Naciones Unidas.

Recuerda que en los puertos de la UE se encuentran bloqueadas casi 300.000 toneladas de fertilizantes rusos.

«El retraso en la realización de esos suministros tan necesarios (para los países en desarrollo) es inaceptable», señaló.