Asaja de Cuenca ha abogado este miércoles por utilizar los purines como alternativa para la fertilización de cultivos, ante el fuerte incremento de precios que están experimentando los fertilizantes tradicionales y ha considerado que hoy por hoy es la opción «más clara, efectiva y barata».

En estos términos se ha expresado el secretario de Asaja de Cuenca, Manuel Torrero, que en rueda de prensa ha asegurado que los fertilizantes están sufriendo una subida de precios de hasta el 85%, y que en algunos casos han pasado de los 300 ó 350 euros por tonelada a más de 600 euros.

Ello pone en riesgo las explotaciones, ha recordado Torrero, porque “el año que viene no sabemos qué precios vamos a recibir por el cereal o el girasol, pero los costes de producción sí son altos ahora”.

En este escenario, ha afirmado que “la aplicación de purín de forma racional y equilibrada es un sustitutivo importantísimo en todas las explotaciones agrarias, no solamente por el ahorro que tiene en sí, sino también por los efectos sobre el suelo, con el incremento de materia orgánica que es algo tan de moda ahora”.

Ha subrayado que los purines son «agua en un 80 o 90%, y el resto son nutrientes, nitrógeno, fósforo, potasio», y ha añadido: «Nosotros hemos hecho analíticas sobre suelos con aplicaciones de purín y en ningún momento ha aparecido ningún metal pesado».

En todo caso, ha sentenciado que es necesario “ajustar la dosis para conseguir una fertilización de cultivos adecuada, y luego garantizar esa demanda social de evitar que haya efectos negativos sobre suelos, sobre las aguas, los cauce” y ha añadido que hay que “normalizar” la alternativa de los purines y eso “solamente se puede hacer con estudios y con la comunidad científica; nada de soflamas, mítines ni discursos”.

Torrero ha añadido que no son únicamente los fertilizantes sino también otros costes de producción como la luz los que se han disparado, y ha lamentado que el gobierno no ofrezca ninguna solución para las empresas agrarias.