la profesión de ganadero es cada día más complicada. Falta rentabilidad, excesivos controles para poder acceder a las ayudas de la PAC, una constante campaña de acoso para que se deje de consumir carne, presiones de los colectivos ecologistas,… Y ahora, la Unió de Pagesos (UP) ha denunciado que han multado con 5.500 euros a un ganadero de Sant Joan de les Abadeses (Girona) por electrocutar accidentalmente 25 sapos en su finca.

Según informa la organización agraria, los hechos ocurrieron hace un mes, cuando el hombre instaló un cercado eléctrico, junto al suelo, para evitar el paso de su ganado, y entonces los sapos murieron electrocutados de forma “accidental”.

Un colectivo ecologista denunció en las redes sociales estos hechos y, entonces, los agentes rurales pidieron al ganadero que elevara el cercado.

El hombre se negó porque dijo que podría poner en peligro a quien camina o va en bicicleta, y lo multaron con 3.000 euros amparándose en la ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad, además de 2.500 euros más por los daños y perjuicios causados (100 euros por cada uno de los sapos).

Como protesta, y en solidaridad con el afectado, Unió de Pagesos ha convocado este jueves una marcha lenta de tractores en Ripoll para denunciar lo que consideran una sanción «desproporcionada» por electrocutar accidentalmente 25 sapos y, en este sentido, reclaman que las normativas se adecuen al ámbito rural y se apliquen con sentido común.

Por desgracia, este tipo de sanciones son más habituales de lo que debeieran ser. Así, en la Comunitat valenciana hubo un anuncio de amenazas de sanciones económicas –con cuantías de hasta 300 euros– y penalizaciones de ayudas a los agricultores con campos abandonados, mientras que también ha habido multas de 500 euros por instalar un pastor eléctrico sin el debido proyecto, 600 por un cañón detonador para espantar la fauna, 6.000 por arrojar purines en exceso, 80 por cada vaca que pasta en la cuneta de una carretera y, quizá la más sorprendente: 100 euros por tener un perro cuidando del ganado, que ha sido la que ha desatado las protestas en el sector.

(Fotos: Archivo sin relación con la noticia)