Si hace unos días desde Extremadura se pedía la dimisión de Luis Planas, ahora la junta directiva de Asaja Córdoba ha acordado que declarará «persona non grata» al ministro de Agricultura, Luis Planas, si «persiste» en sus «continuos ataques» al futuro de los agricultores y ganaderos cordobeses y andaluces, con su propuesta «unilateral» sobre la PAC.

En una nota, Asaja acusa a Planas, que es diputado nacional por esta provincia, de «faltar a la verdad» tras comprobarse que las «cifras reales contrastan con diferentes declaraciones emitidas por el ministro» que sigue «empecinado en defender que para España se mantendrían los mismos fondos para la PAC».

También «falta a la verdad» cuando indica que «se ve obligado a aplicar estas propuestas por exigencias de UE» ya que, según Asaja, lo que se sugiere es solamente «que el progreso en la convergencia interna de las ayudas alcance, al menos, el 75% en el año 2026, algo que ya se está haciendo desde el año 2015 dentro de cada una de las regiones productivas».

En cuanto a las regiones, la Comisión Europea contempla la posibilidad de que España pueda «mantener el sistema de derechos y regiones, ya implantado en 2015 y no de reducirlas como también quiere hacer el ministro de forma unilateral e impositiva».

Además, para Asaja es «sorprendente» que el ministro diga que se mantiene el presupuesto para 2021 y 2022, cuando en el Real Decreto publicado en el BOE el 27 de enero, los fondos disponibles sufren, cada uno de esos dos años, una «reducción cercana al dos por ciento», por lo que «o miente el BOE o miente el ministro».

Para la organización agraria Planas «no sólo está fallando en el fondo aportando datos falsos sino también en las formas al romper de manera unilateral el acuerdo alcanzado en 2015 por todas las comunidades autónomas, el ministerio y el sector, para una convergencia progresiva de las ayudas».

Finalmente, Asaja ha lamentado que Planas haya «cambiado al 100%» los planteamientos que defendía cuando era consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía y le ha recordado que «siempre pidió que se contemplaran las particularidades del campo andaluz», por lo que no descarta declararlo persona non grata.