Dos hombres de 24 y 47 años han sido investigados por el robo de 700 kilogramos de aceituna ya recogida en el interior de una finca de Santa Fe (Granada), según ha informado este miércoles 25 la Guardia Civil, que ha hecho un llamamiento a agricultores para extremar la precaución ante la posibilidad de este tipo de delitos.

Este hurto se llevó a cabo a finales del pasado mes de diciembre, cuando el dueño de una finca de olivos denunció que le habían sustraído 700 kilos de aceituna que, después de recogerla, había quedado cargada en un remolque en el interior de su finca, a la espera de ser trasladada a la almazara.

La Guardia Civil, cuando tuvo conocimiento del hurto, se desplazó al lugar para realizar la correspondiente inspección ocular y buscar indicios que los pusieran sobre la pista de los posibles autores.

Un equipo Roca, dedicado a investigar los robos en el campo, se hizo cargo de esta investigación y la Guardia Civil siguió los indicios y las pistas, de modo que poco a poco averiguó que los presuntos autores tenían que ser de la zona o conocerla bien.

Tras varias semanas de indagaciones, finalmente localizaron a los autores del hecho y procedieron a su investigación por un delito de hurto de aceituna.

Los investigados reconocieron los hechos frente a la Guardia Civil y los agentes recuperaron los 700 kilos de aceituna que habían hurtado.

Según el instituto armado, la temporada de recolección de aceituna es un momento en el que algunos delincuentes fijan su objetivo en los cultivos de olivar, por eso la Guardia Civil recomienda a los agricultores extremar la precaución para no dejar expuesta su recolección diaria, así como los aperos y herramientas que se utilizan en las labores, todo ello a fin de evitar los hurtos que tienen lugar en el campo.