La Red Andaluza de Desarrollo Rural apuesta por una vuelta al cole segura y que los escolares conozcan los beneficios que aporta el mundo rural a la sociedad desde el punto de vista medioambiental, de la sostenibilidad, riqueza agroalimentaria, cultural, emprendimiento, etc y para eso nada mejor que introducir el conocimiento del mundo rural en las aulas

La mayor parte del territorio nacional y andaluz es rural. En este espacio, más del 90% en Andalucía, se concentra la totalidad de la actividad productiva primaria. También es el soporte de unos bienes y servicios ambientales cada vez más demandados por la sociedad y el depositario de la mayor parte de nuestro patrimonio cultural y artístico.

Y es que, en esta pandemia, el medio rural se ha convertido en un oasis cada vez más apreciado; un paraíso agroalimentario, un espacio seguro donde se preservan las costumbres y se está en estrecho contacto con la naturaleza y los animales.

Por ello, ARA solicitará a las administraciones que introduzcan el conocimiento del mundo rural en las aulas para inculcar al alumnado el respeto a la naturaleza, a los animales y conozcan que las zonas rurales nos aprovisionan de alimentos y de recursos tan imprescindibles como el agua y el aire, así como de un ingente patrimonio histórico cultural.

 EL CONOCIMIENTO DEL MUNDO RURAL EN LAS AULAS PERMITIRÍA PONERLO EN VALOR Y VISiBILIZAR EL PAPEL QUE JUEGA EN LA SOCIEDAD

En este sentido, los colegios rurales desde ARA creen que son un buen ejemplo de cómo los escolares son conocedores de su entorno, sintiéndose orgullosos de sus orígenes y sus pueblos. Y esta buena práctica es la que pretendemos trasladar al resto de centros educativos.

Durante las últimas décadas, las administraciones públicas han puesto en marcha un conjunto de políticas activas en materia de desarrollo rural para detener e invertir el proceso de abandono y envejecimiento que sufre nuestro medio rural. Los diferentes programas rurales han mejorado la calidad de vida de las zonas rurales, que han pasado de ser territorios dedicados casi en exclusiva a la agricultura tradicional, a contar con un tejido empresarial diversificado, base de una economía más competitiva y fuerte con la que afrontar los actuales tiempos de crisis. Y es importante que las futuras generaciones conozcan todos estos logros.

Por todo ello, ARA considera que un adecuado conocimiento de los territorios rurales, alejado de tópicos y estereotipos, es fundamental para valorar, apreciar y visibilizar el papel esencial que el mundo rural está desempeñando; ayudando a salir de esta crisis y siempre con el objetivo de conseguir un desarrollo sostenible, equilibrado territorialmente y con mayor equidad social.

ARA entiende que sin la garantía de una formación y educación permanente para los habitantes que viven en los pueblos, el mundo rural no tendrá un futuro esperanzador y tampoco lo habrá si éste no es conocido y valorado por la sociedad en su conjunto.

(Fotos: Archivo)