Tras muchos meses de mucha tensión e. incluso, de incidentes serios, se logró cerrar un convenio laboral en el campo extremeño tras un largo pulso entre organizaciones agrarias y sindicatos.. Sin embargo, ahora el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) ha declarado nulo el convenio del campo de Extremadura tras la impugnación presentada por Afruex, según ha informado este martes este colectivo.

La Asociación de Fruticultores de Extremadura (Afruex) ha explicado este martes en un comunicado que el alto tribunal, a raíz de la demanda presentada, ha declarado nulo el convenio por ilegalidad.

ASOCIACIÓN DE FRUTICULTORES DE EXTREMADURA VUELVE A TENDER LA MANO A LA NEGOCIACIÓN DE TODAS LAS PARTES INTERESADAS Y FORMALIZAR UN NUEVO CONVENIO

El TSJEx ha estimado, según Afruex, que los firmantes del convenio por parte de la patronal, APAG Extremadura Asaja, UPA-UCE y COAG no tienen la representación mínima exigible para la firma del convenio.

Asimismo, ha ratificado la legitimación de Afruex ante la negociación colectiva ddel convenio del campo de Extremadura.

Tras esta sentencia, la Asociación de Fruticultores de Extremadura ha señalado que vuelve a tender la mano a la negociación de todas las partes interesadas y formalizar un nuevo convenio para el campo que se ajuste a las necesidades de trabajadores y empresarios agrarios.

Patronal y sindicatos acordaron prorrogar durante seis meses el convenio del campo extremeño vigente, que vencía el 31 de diciembre del pasado año, para seguir avanzando en la negociación del nuevo texto que ha de regular las condiciones salariales y sociales de los 65.000 trabajadores agrarios de la región.

La tensión en la negociación fue tanta que incluso se llegó a asaltar la sede de APAG Extremadura ASAJA, por lo que el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri,llegó a presentar una denuncia desde la organización agraria contra las personas que invadieron las instalaciones centrales de la sede de APAG en Mérida