El portavoz de Agricultura de Vox en el Congreso de los Diputados, Ricardo Chamorro, ha manifestado que el Gobierno “ha pasado por encima” de los acuerdos entre los grupos políticos del Parlamento Europeo sobre la Política Agrícola Común (PAC), “en perjuicio de los agricultores”, en relación al último real decreto sobre las ayudas al campo para 2021 y 2022. Asi mismo, propone que los fondos de reconstrucción de la Unión Europea (UE) que lleguen a España se usen para bajar impuestos que afectan a los agricultores.

El representante de Vox ha repasado, en una entrevista con Efeagro, las prioridades agrícolas para 2021, entre las que destaca el real decreto para regular las subvenciones durante el plazo transitorio hasta la nueva Política Agrícola Común (PAC), en 2021 y 2022, una norma rechazada por el sector y regiones como Andalucía.

Chamorro, diputado por Ciudad Real, ha afirmado que el Gobierno “no se está esforzando los suficiente” para apoyar al sector agroalimentario frente a la covid-19, pues sus ayudas al campo han sido “solo una limosna”.

Además, ha abogado por reducir la “ideologización” de la PAC, en referencia a los nuevos requisitos ecológicos que, a su juicio, “reducen la rentabilidad” agraria.

Por otro lado, ha abogado por aprovechar los fondos de reconstrucción de la Unión Europea (UE) que lleguen a España para bajar impuestos que afectan a los agricultores.

Ha criticado que, en la línea contraria, el Gobierno apueste por subir la fiscalidad del diésel (encarecimiento que no afecta al gasóleo agrícola) o de las bebidas azucaradas, en este último caso, por su “perjuicio” para los remolacheros.

A su juicio, el Ejecutivo no está actuando con la rapidez necesaria ni con los fondos propios que hacen falta para paliar problemas como el impacto del cierre de la hostelería en la producción agraria o en la despoblación rural.

“Se les llena la boca diciendo que el sector ha estado en primera línea, y es verdad, pero no lo vemos cuando hay que dar ayudas específicas”, entre las que pide apoyos para el sector vitivinícola y medidas para bajar impuestos al sector.

El CONTROVERTIDO REGLAMENTO TRANSITORIO

Chamorro ha criticado especialmente la posición del Gobierno sobre la aplicación en España de la PAC y la aprobación del reglamento transitorio hacia la nueva regulación de esta política, en 2023.

Dicho reglamento avanza hacia la convergencia, es decir la equiparación de las ayudas entre las regiones. Ha asegurado que el real decreto “contradice lo negociado” por los grupos parlamentarios en la Eurocámara.

“Teníamos un margen de dos años negociado por Vox en Europa e incluso por el PSOE, que daba un plazo de dos años, hasta 2023, para que el plan de convergencia no fuera tan brusco y resulta que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, nos lleva a esa brusquedad con los reales decretos”, según Chamorro.

“Entendemos que el sector se suba por las paredes en regiones como Andalucía (…) El Gobierno quiere ser el primero de la clase e incluso aumentar la burocracia de Bruselas, que daba más margen hasta la nueva PAC”, ha apuntado.

En cuanto a la recta final de la negociación de la PAC, ha defendido que no haya concesiones hacia “una burocracia verde y ecoesquemas que hacen que los productores sean menos competitivos”.

Asimismo, ha discrepado con las cifras del Gobierno sobre el presupuesto agrícola de la UE en los próximos siete años, ya que en su opinión habrá “recortes”.

LEY DE LA CADENA ALIMENTARIA

En relación a la revisión de la Ley de la Cadena Alimentaria, Vox ha apoyado los avances para cubrir los costes de producción del agricultor, pero esto “será imposible si no hay control de las importaciones”.

Por ello, ha abogado por una mayor protección en las fronteras y “preferencia comunitaria” en el comercio.

En ese sentido, Vox ha preparado iniciativas para incrementar esa protección y evitar plagas como la citrícola del cotonet.