La estrategia política de Podemos Castilla-La Mancha de votar junto al PP en contra de los Presupuestos de CLM puede tener muchas consecuencias, pero la inicial ha sido el enfado generalizado del campo en la región, que considera que esta decisión, al margen de cuestiones políticas, va a representar un freno a numerosas políticas agrarias puestas en marcha por el Gobierno de García Page, como el relevo generacional, el aumento del presupuesto en seguros agrarios o el compromiso con regadíos sociales. Asimismo, llama la atención de que las mayores críticas a esta negativa a las Cuentas regionales llegan de organizaciones como UPA o COAG, más cercanas a la izquierda que a la derecha. Asaja también ha criticado este bloqueo a los Presupuestos de CLM.

Así, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, ha sido muy crítica al respecto de la decisión de Podemos porque esta decisión, según la organización agraria, generará consecuencias muy negativas en el sector más importante de la región.

Enfado en la UPA CLM porque se paralizan las ayudas a los seguros agrarios y se frenan los regadíos sociales

La organización agraria recuerda que, tras la decisión de Podemos de no apoyar los presupuestos de CLM, no se podrán atender ninguna de las acciones que supongan un incremento del presupuesto con respecto al de 2016. En este sentido preocupa y mucho a UPA CLM la situación que se pueda generar al respecto de los seguros agrarios. «De hecho, los seguros agrarios son una de las herramientas fundamentales para garantizar la renta de agricultores y ganaderos en situaciones adversas y con esta decisión se verán más que limitados. En concreto, se iba a incrementar el presupuesto el doble del año anterior, hasta 8,4 millones de euros. Pero ahora no será así y esa partida no se incrementará», lamenta la organización.

Por otra parte, UPA Castilla-La Mancha afirma que no se podrán llevar a cabo algunos de los regadíos comprometidos para ejecutar en 2017; regadíos de carácter muy social como son los de Elche de la Sierra, Illana-Leganiel y Cogolludo. En este sentido, la organización agraria lamenta, asimismo, que el diputado de Podemos por Guadalajara, David Llorente efectuara en las Cortes Regionales una propuesta para encargar y hacer público un estudio de viabilidad del proyecto de regadío de la zona de Cogolludo para evaluar su rentabilidad en función del coste energético; cuando este proyecto de regadío ya está en marcha y los agricultores lo están pagando desde hace tiempo. Esta propuesta salió adelante con el apoyo del Partido Popular de Castilla-La Mancha.

UPA Castilla-La Mancha lamenta que esta decisión pueda poner en duda el plan regional de regadíos, dotado con 35 millones de euros, así como el convenio de mejora de caminos conveniado con las diputaciones provinciales. Pero, también quedan fuera el control de calidad de la leche en el laboratorio lácteo de Talavera de la Reina, o el incremento de la partida de Sanidad Vegetal en lo que hace referencia por ejemplo a la lucha contra la langosta en Ciudad Real. También corren grave riesgo partidas de desarrollo, innovación e investigación para este ejercicio 2017; o proyectos como el Centro de Interpretación de las Lagunas de Ruidera o la estación enológica de Alcázar de San Juan.

COAG ve que la postura de Podemos frena el relevo generacional y frena el incremento de la partida de sanidad vegetal

Asimismo, COAG Coordinadora Agraria de Castilla La Mancha considera una mala noticia para los agricultores y ganaderos la decisión de Podemos de no apoyar la Ley de Presupuestos de CLM, ya que podría tener consecuencias importantes para la viabilidad de proyectos estratégicos que debe acometer el sector en los próximos años. Entre los mismos, cabe destacar las dificultades para atender todas las solicitudes de ayudas a la incorporación de jóvenes al sector agrario, aspecto vital para acometer el necesario relevo generacional en el campo manchego.

“Más del 60% de los activos agrarios de Castilla La Mancha tiene más de 60 años y es necesario atender al 100% de las 1.800 solicitudes de ayudas a la incorporación para sentar las bases de un  campo con futuro. La ampliación a 50 millones de euros de esta partida podría quedar en papel mojado si no hay acuerdo en la Ley de Presupuestos”, ha subrayado Ángel Galve, Presidente regional de COAG ante la negativa de Podemos a los Presupuestos de CLM.

Asimismo, se pone en tela de juicio el aumento del presupuesto en seguros agrarios o el compromiso con regadíos sociales, a través del plan regional dotado con 35 millones de euros.  En este sentido, no se podrían llevar a cabo las nuevas obras de regadío en Elche de la Sierra y Cogolludo.

También se vería limitado el incremento de la partida de sanidad vegetal para atajar posibles plagas, partidas de desarrollo, innovación e investigación para este ejercicio 2017 o proyectos como el Centro de Interpretación de las Lagunas de Ruidera o la estación enológica de Alcázar de San Juan.

Ante este posible escenario, COAG Coordinadora Agraria de CLM va a solicitar una reunión urgente con Podemos CLM para trasladarle su preocupación por esta circunstancia y pedirles responsabilidad y compromiso con el sector agrario en su labor parlamentaria.

ASAJA CLM urge una solución al bloqueo y exige a PP y Podemos que asuman su responsabilidad

Finalmente, ASAJA de Castilla-La Mancha ha tachado de irresponsables a los que han bloqueado en las Cortes generales los presupuestos para 2017, generando incertidumbre entre los agricultores y ganaderos y poniendo en peligro la estabilidad del sector del que depende el desarrollo de los pueblos y las zonas rurales.

La organización agraria ha exigido que se pongan fin «a la batalla dialéctica de reproches, insultos y críticas que se ha desencadenado en las Cortes regionales y que se trabaje por las vías de la negociación y el diálogo transparente, a través de las cuales la organización agraria ha ofrecido su total colaboración para que el campo no asuma las consecuencias de las diferencias políticas o ideológicas».

Independientemente de las partidas en materia agropecuaria que quedan bloqueadas, tales como seguros agrarios o los proyectos de regadíos, ASAJA CLM considera que los que han rechazado el proyecto de Ley de Presupuestos de Castilla-La Mancha «no han tenido en cuenta al motor económico más importante de la región, del que dependen miles de agricultores y ganaderos profesionales, las cooperativas y la industria agroalimentaria, así como muchos proyectos para el futuro y el desarrollo rural».

La organización agraria ha calificado además el bloqueo como un despropósito contra un sector que actualmente se enfrenta a una difícil situación, y que la semana pasada movilizó a 7.000 agricultores y ganaderos de la región.