El secretario general de Unión de Campesinos Asturianos (UCA), José Ramón García Alba, ha lamentado el fallecimiento esta semana de un pastor en el desempeño de su actividad profesional, y ha reprochado al Principado que no se hayan cumplido acuerdos como los contemplados en el Plan del Lobo, vinulando esta muerte a estos incumpliminetos.

En relación al fallecimiento esta semana del pastor Rubén Álvarez Rivero, que perdió la vida despeñado al socorrer a sus ovejas atrapadas en una canal en el concejo de Amieva, el dirigente del sindicato agrario considera que los accidentes «no dejan de ser sucesos imprevistos» pero que tienen su origen en un «riesgo».

A su juicio, si el Plan del Lobo «se hubiera cumplido, y se hubieran sacrificado los depredadores en el número adecuado», quizás las ovejas del pastor fallecido «no habrían quedado atrapadas y ahora no serían días de lamentos».

Aseguran que los ganaderos «cada día tienen que arriesgar más para obtener unos escasos beneficios»

La siniestralidad en el medio rural tiene causas «muy diversas» aunque «algunas son nuevas», sostiene García Alba, que advierte de que los ganaderos de las pequeñas explotaciones «cada día tienen que arriesgar más para obtener unos escasos beneficios».

Añade que las superficies de pasto cada día son más reducidas mientras que se incrementan los precios de los piensos, forrajes, emergía eléctrica y combustibles.

También denuncia que aumentan las «constantes trabas» que los ganaderos sufren para el cobro de las indemnizaciones por daños que sufre su cabaña ganadera.

«No pedimos trato de favor, pero sí reivindicamos que, por lo menos, aquello que se acuerde con la Administración se cumpla, y el Plan del Lobo no lo ha sido».

(Foto: Zona donde murió el pastor en Amieva)