Las importaciones de arroz con destino a la Unión Europea han experimentado un incremento del 40% con respecto al año comercial anterior, según advierte la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) a partir de datos de la Comisión Europea, por lo que urge a reactivar la cláusula de salvaguarda.

Los volúmenes introducidos en el mercado comunitario ascienden a 1.545.600 toneladas, en equivalente molido, lo que supone un aumento interanual de 441.400 toneladas. En cuanto a los tipos de arroz, AVA-ASAJA destaca la subida del 85% del japónica o redondo, justamente el que se produce en los arrozales valencianos, por un aumento del 31% en el tipo índica o largo.

Por el contrario, las exportaciones se han reducido un 11% (41.300 toneladas) si a la campaña pasada le sumamos los envíos realizados por los Estados Miembros al Reino Unido en el periodo pre-Brexit, entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2020.

REACTIVAR LA CLÁUSULA DE SALVAGARDA PARAREINTRODUCIR ARANCELES Y REDUCIR LA COMPETENCIA DESLEAL

AVA-ASAJA valora de manera «positiva pero insuficiente» la decisión de la CE de elevar de 30 a 65 euros por tonelada el arancel de importación a aquellos países terceros que ya vienen abonando aranceles. Sin embargo, la asociación afirma que «el alcance de la medida es limitado para reequilibrar el mercado del arroz» porque Camboya y Myanmar están exentos de pagar aranceles debido al tratado ‘Todo menos armas’.

Por ello, la organización presidida por Cristóbal Aguado urge a Bruselas a reactivar la cláusula de salvaguarda del arroz europeo frente a las importaciones de Camboya y Myanmar, la cual permitiría reintroducir aranceles a fin de reducir la competencia desleal y evitar un hundimiento de los precios en origen.

El tesorero de AVA-ASAJA y vicepresidente del Grupo de Trabajo del Arroz en el COPA-COGECA, Miguel Minguet, afirma que «durante el periodo de vigencia, entre 2019 y 2021, quedó demostrado que se trata de un mecanismo eficaz porque contribuyó a recuperar un 15% las cotizaciones de los arroceros valencianos y devolvió la rentabilidad al cultivo. En cambio, desde que caducó la cláusula de salvaguarda, se ha comprobado que las importaciones han vuelto a multiplicarse de una manera preocupante al contar con una descarada ventaja competitiva». 

En mayo el Parlamento Europeo votó a favor de reactivar la cláusula de salvaguarda, pero desde entonces algunos Estados Miembros del norte de Europa están bloqueando este mecanismo, por lo que AVA-ASAJA exige a los gobiernos de los países productores de arroz que redoblen la presión para convencerles sobre la necesidad de aplicar estos aranceles y extenderlos también al arroz redondo.

En palabras del responsable de la sectorial del arroz, José Pascual Fortea, «es evidente que estos países están anteponiendo sus intereses comerciales a la solidaridad europea, la lucha contra el cambio climático y la defensa de los derechos humanos que las dictaduras militares de Camboya y Myanmar vulneran sistemáticamente. Si de verdad Europa quiere ser coherente con sus ideales, no puede seguir fomentando este tipo de concesiones ni un día más».