Por si no hubiera suficientes problemas en Madrid con los efectos y soluciones a la pandemia, ahora UPA Madrid ha criticado que el Gobierno de Ayuso destina un millón de euros de los fondos de la UE dirigidos a los afectados por la Covid -19, en concreto a partidas sin ninguna relación con la crisis, como son los planes de mejora de explotaciones agrícolas y ganaderas

Para la organización agraria, la Comunidad de Madrid sigue actuando al margen de los agricultores y ganaderos de la región. Es lo que denuncia la organización agraria UPA Madrid, tras conocer la última noticia autodifundida por el Gobierno regional.

Lo que critica UPA es que la Comunidad haya decidido destinar fondos diseñados para ayudar a los sectores económicos afectados por la pandemia a sufragar los planes de mejora de explotaciones agrícolas y ganaderas. Unos proyectos que deben cofinanciarse, por Ley, con los fondos del llamado “segundo pilar” de la Política Agraria Común, así como con fondos propios de la Comunidad.

UPA considera que lo que busca la Comunidad de Madrid es “ahorrarse unos euros” utilizando los euros de la Covid para otros gastos. “No lo entendemos”, ha señalado el secretario general de la organización en la región, Jesús Anchuelo. “Los fondos de la COVID deben destinarse a las explotaciones y sectores más afectados por la crisis, y no a unas partidas que deben cubrirse de otro modo, como estipula la normativa”, ha explicado.

UPA Madrid ha pedido al Gobierno regional que rectifique, gestionando los planes de mejora de las explotaciones con los fondos de desarrollo rural, que es como debe hacerse según la Ley, y destinando los fondos COVID a sectores como el vacuno de carne, el ovino-caprino, el vitícola o el olivar, que son los más afectados por los efectos de la pandemia en el mercado.

Además, han pedido que aclaren el origen de dichos fondos europeos, pues las partidas del fondo de recuperación EU Next Generation están aún pendientes de ratificación por parte del Parlamento Europeo, por lo que los agricultores aseguran “no tener claro” de dónde ha sacado el Gobierno regional esas ayudas.