Bajo el título ‘Adquisición de habilidades personales’, AMCAE-Andalucía ha desarrollado  una nueva jornada formativa dentro del programa financiado por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). El encuentro es el sexto de un tour que está recorriendo Andalucía para dinamizar y promover la visibilización de agricultoras, ganaderas y trabajadoras de cooperativas con el fin de dotarlas de las herramientas necesarias para que asuman su liderazgo con cargos de representación y dirección.

En la línea de trabajo de AMCAE-Andalucía, la sesión, a la que han asistido más de 30 cooperativistas, ha gozado de un carácter formativo, dinámico y participativo.

En la inauguración de la jornada, la presidenta de AMCAE-Andalucía y representante en Córdoba de la misma, Pilar Gómez Fernández, ha destacado que actividades de este tipo “ayudan a reforzar el liderazgo de la red de agricultoras, ganaderas y trabajadoras de cooperativas, red que AMCAE-Andalucía lleva tejiendo cuatro años con el fin de llevar a la mujer a la primera línea de la economía social agraria”. Además, ha subrayado que “la única vía para equilibrar la balanza de los consejos rectores es que las agricultoras y las ganaderas sean conscientes de su valía y afrontar sus obligaciones como cooperativistas”.

Por su parte, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Juan Rafael Leal Rubio, ha agradecido la invitación a la jornada y ha señalado su “carácter profesional”, ya que supone un foro en el que compartir experiencias, inquietudes y soluciones para “fortalecer la red de cooperativistas y, consecuentemente, fomentar un modelo más plural, igualitario y competitivo”. En este sentido, ha añadido que tiene el pleno convencimiento de que hombres y mujeres, cuanto más trabajen juntos, más van a contribuir a cultivas unas cooperativas más eficaces, innovadoras y rentables. Por eso, ha urgido a “acelerar un cambio en nuestros órganos de dirección” y a “crear candidaturas conjuntas que reflejen la diversidad del campo andaluz”.

El cierre de la inauguración ha corrido a cargo del director del Ifapa de Alameda del Obispo, Darío Reina Giménez, quien ha hecho un paralelismo entre la entidad que dirige y AMCAE-Andalucía. Como ha explicado, el Ifapa es una Agencia Pública de la Junta de Andalucía, adscrita a la Consejería de Agricultura, y que tiene como objetivo la investigación del sector agrario, así como transferir conocimientos y poner en valor lo que consiguen, mientras que y AMCAE-Andalucía no sólo quiere dar visibilidad a la mujer por sí misma, sino que trata de poner en valor una “riqueza y un potencial que están ahí y que nuestro sector agroalimentario no puede permitirse desaprovechar”.

La primera actividad de la jornada ha consistido en una mesa redonda titulada ‘Igualdad en la gestión de cooperativas’. Esta, moderada por la presidenta de AMCAE-Andalucía, ha contado con la experiencia de Diana Martín Muñoz, componente de la Comisión de Igualdad de Covap (Pozoblanco), quien ha explicado cómo es el Plan de Igualdad de su cooperativa, que ya es el segundo, y en el que priman y trabajan, sobre todo, la sensibilización, la formación, la promoción o la comunicación. Además, la cooperativa ganadera cuenta un programa específico por si hubiera casos de acoso laboral o de violencia de género y apuesta por un modelo sostenible en el que la igualdad es uno de los objetivos.

Un testimonio diferente ha ofrecido Rosario Cabeza Aguilar, consejera de Olivarera San José (Los Llanos de Don Juan), quien ha expuesto su caso personal sobre cómo accedió al cargo: por indicación de su padre, en una cooperativa de un pueblo pequeño y en la que sólo había hombres. Pese a ello, ha reconocido que, aunque la primera vez que acudió a una asamblea le costó ser aceptada, después no ha sentido rechazo ni discriminación alguna.

“Me siento una más y considero que tenemos las mismas capacidades y aptitudes que los hombres para estar en un consejo rector”, ha añadido. Eso sí, ha matizado que hay que motivar a más mujeres socias para que tengan las inquietudes necesarias para acudir a las asambleas y formar parte de los órganos de dirección de las cooperativas.

“LAS COOPERATIVAS AGROALIMENTARIAS NO PUEDEN QUEDARSE ATRÁS Y NO IMPULSAR EL LIDERAZGO DE LA MUJER EN EL CAMPO”

Desde la cooperativa Almazaras de la Subbética (Carcabuey), su directora técnica, Nuria Yáñez González, ha ofrecido una serie de datos como que la agricultura es la segunda profesión menos valorada o que en Andalucía el número de socias cooperativas es similar al del país (24% frente al 25%), mientras que en Córdoba el nivel crece (32%). Actualmente, en Almazaras de la Subbética, gracias a los planes de igualdad, el 50% de la plantilla está compuesta por mujeres y ocupan puestos a los que antes no se accedían como el de molinera, por ejemplo.

La parte más práctica de la jornada ha venido de la mano del taller de autoliderazgo impartido por Lola Pelayo Arcos. De una forma interactiva y participativa ha reflexionado sobre por qué hay sesgos de género si ya existe un desarrollo normativo, legal e institucional en lo que a igualdad se refiere. Así ha ofrecido una serie de herramientas para lograr eliminar las autolimitaciones de las mujeres y las falsas creencias que poseen, principales obstáculos para el acceso a los órganos de dirección de cooperativas.

En la clausura de la jornada, Pilar Gómez Fernández, presidenta de AMCAE-Andalucía, ha concluido que al igual que la sociedad está cambiando hacia un camino más igualitario, “las cooperativas agroalimentarias no pueden quedarse atrás, ya que no se puede, por ejemplo, velar por el desarrollo del entorno y la sostenibilidad, y no impulsar el liderazgo de la mujer en el campo”.

Asimismo, Juan Rafael Leal Rubio, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, ha puesto el punto y final a una jornada en la que se han expuesto las sensibilidades y los anhelos de las socias, pero que también ha servido para que los y las representantes del cooperativismo agroalimentario andaluz “veamos cuáles son las necesidades y los retos que se deben abordar con urgencia”.

Pese que ha reconocido que el camino por recorrer es largo y tedioso, ha animado a hacerlo juntos, hombre y mujeres, para que sea más fácil alcanzar la meta: una economía social agraria realmente igualitaria. Además, ha animado a las participantes a “ser valientes y dar un paso adelante” y asumir su liderazgo y se ha comprometido a seguir trabajando en impulsar la Igualdad de Oportunidades desde Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, “ya que la valía no entiende de género”, ha apostillado.

Proyecto

AMCAE-Andalucía continúa con el ‘Programa para fomentar la capacidad de las mujeres socias, asumir funciones de liderazgo en los órganos de dirección de las cooperativas agroalimentarias de Andalucía e intercambiar buenas prácticas’. Este proyecto, que se está desarrollando a lo largo y ancho de Andalucía, está financiado por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), dentro de las subvenciones destinadas a asociaciones y federaciones de mujeres para la realización de proyectos que impulsen su participación social, la promoción de la igualdad de género y la prevención de la violencia contra las mujeres.