La variedad se caracteriza por tener un ciclo vegetativo tardío y es la última que se vendía, lo que unido a sus racimos más pequeños y apiñados que la uva verdejo, hace que su madurez sea más equilibrada y su acidez mayor.

    Esta variedad de verdejo se dejó de plantar por su dificultad en la recolección, de ahí su nombre, mal-corta.